ALCORCÓN: OLTRA SE CARGA EL PARTIDO

Adelantamos que, obviamente, esta afirmación es una opinión personal, faltaría más. Ahora, intentaremos explicarnos:

La alineación que plantea Oltra al principio, sí nos pareció  esta vez la más adecuada, y además, coincidía con la propuesta que hacíamos en nuestro escrito de la semana anterior, dudando solo entre Alberto o dos Santos, sobre todo porque no sabemos cómo está el defensa argentino, y porque, aunque la entrega de Alberto es indudable, también parece que le crecen los enanos. 

Opinamos que durante la primera parte del encuentro, el CD Tenerife estuvo bien, con entrega indudable y buscando siempre el partido. Vamos a decir también que nos parece que, a veces, el gran fichaje serbio, Racic, está muy adelantado y nos pillan la espalda a la contra con mucha distancia entre líneas. Cierto es que tiene un gran disparo, pero creemos que debe subir cuando las espaldas estén bien cubiertas.

Vamos ahora con los cambios, que es el centro de este comentario:

En el minuto 59 cambia a Montañés, que estaba realizando un buen encuentro, por Nano, y Coniglio por Lasso.  Esto tiene que suponer adaptarse rápidamente a cambios importantes, porque son jugadores de perfil muy distinto.

Entonces, el equipo queda desmantelado: Coniglio se va al centro y Malbasic tendrá que irse desplazando hacia la derecha, donde su rendimiento es sensiblemente inferior. Es decir, tenemos a medio Malbasic y a Coniglio, quien,  hasta ahora, se ha mostrado inoperante, nulo total. 

Aun así, Nano marca un gol, pero pierde los papeles, se va a la grada y se gana tontamente la 5ª tarjeta, lo que le supone suspensión del próximo encuentro. Me reservo la opinión ante su actitud.

Pero el problema se agrava en el minuto 79, cuando sustituye a Suso (creemos que debió sustituirlo antes) y da entrada a Naranjo, (en nuestra opinión, mejor en el banquillo) y aquí es donde Oltra rompe definitivamente los esquemas, porque Naranjo ocupa el puesto de interior izquierdo. O sea, que tenemos a Naranjo, es decir, regalamos ese espacio, y a Coniglio desplazando a Malbasic. Entonces,  Nano va por libre y Malbasic se tiene que ir al puesto de interior derecho, donde le cuesta mucho jugar y su rendimiento será inferior. 

Con este cambio, Oltra se carga la delantera porque desplaza de su sitio a Nano y a Malbasic a cambio de Naranjo y Coniglio. Es decir, como jugar con nueve. Manda narices.

Cambios que habríamos hecho nosotros (para que no digan que solo criticamos): 

Vale lo de Nano por Montañés, pero lo demás fue un despropósito.  Nosotros habríamos cambiado a Suso por Tyrone y no habríamos alineado a Coniglio ni a Naranjo.  Si queremos una alternativa a Lasso, estaría en adelantar a Milla y dar entrada a Undabarrena (no es un genio, pero es lo que hay)   junto a Racic.  De este modo, Milla jugaría como un ocho clásico, lo que le va muy bien a su juego.

Seguro que estaremos equivocados, pero no habríamos cometido el desbarajuste que hizo Oltra, descolocando por completo a la delantera, desplazando a jugadores fuera de su demarcación y dando entrada a otros que no están para jugar. 

Y escapamos  porque el equipo se vació (excepto Naranjo, a punto de una segunda amarilla absurda que habría dejado al equipo con diez).

En fin, Sr Oltra, Ud sabrá lo que hace, pero a nosotros nos tiene “hablando solos” e insistimos en que  sus cambios del pasado sábado, fueron, desde nuestro punto de vista, un tremendo disparate. 

Artículo de Rafael Lorenzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *