CARTA ABIERTA A JOSÉ LUIS OLTRA

Pues sí, Sr Oltra: parece que a Ud le va a tocar esta semana, siempre desde el respeto, que aquí  respetamos a todo el mundo.

Nos dirigimos a Ud, don José Luis,  desde la lógica humildad de quien es solo un aficionado. Uno no ha sido entrenador, ni siquiera futbolista profesional, por lo que no se nos va a ocurrir darle lecciones, sino consejos, insisto,  siempre desde el respeto.

No vamos a hablarle de Dani, que es el tema de moda, ni de su cambio a tres centrales, ni de nuestra pobreza ofensiva, sino que le vamos a dejar algunas reflexiones, más que personales, maduradas en conversaciones entre aficionados, con la tonta ilusión de que Ud, aún sin leerlas, haga algo de lo que le decimos. Así de ingenuos vamos por la vida. 

Mire usted, Sr Oltra, el jugador más creativo que tenemos es Milla, la poquita luz que alumbra en un equipo oscuro y pobre de ideas. Pues bien, es fundamental que ese jugador juegue en el puesto en que mejor se desenvuelve, para nosotros en una posición de ocho, recibiendo y repartiendo juego. Si lo amarramos con otras tareas, estamos malgastando el poquito capital futbolístico que tenemos. 

Y como un jugador solo no hace un equipo, vamos a nombrarle a algunos más: observe a Acosta, a quien tiene Ud disparatado con tanto cambio. Hable con él, observe bien su juego, y dele la parcela en la que mejor se desenvuelve. En nuestra opinión, como centrocampista de cierre, pero con proyección de ataque. Y lo situamos ahí porque no vemos en la plantilla a nadie cerrando el centro del campo, ojalá Undabarrena, pero no acabamos de verlo.

En la parcela ofensiva,  últimamente Joao (menos mal) está aportando cosas.  Y Suso da lo que da, míster, no lo volvamos loco ni piense en él a partido completo. Ya no puede, y ahí tiene a Tyrone para echar una mano, a ver si cuaja.

Y delante, definiendo (ya no tenemos a Villar ni a Longo), vamos a ver si sacamos rendimiento de Malbasic, quien por cierto, después del gol ante el Alcorcón tuvo el feo detalle de silenciar a la grada, y es que hay quien cree que un gol lo arregla todo y lo convierte en el rey del mambo. Pues no, humildad y respeto, que “tampoco es pa tanto”. Y no es que sea un killer, pero es lo que hay, porque lo de Nano todavía no sabemos por dónde irá.

¿Y Naranjo? Nos dijeron que había un jugador con ese apellido, pero aún no lo hemos visto, ni siquiera cuando marcó el famoso tercer gol. En fin, a ver si juega y conseguimos ver algo.

En fin, señor Oltra, esto es parte del equipo que nos trajo Serrano, un puzzle de piezas que no encajan, pero con ellos tenemos que apañarnos hasta ver si pillamos algo en ese mercado de invierno siempre tan inseguro.

Mientras tanto, míster, céntrese, organice sus planteamientos, sea lógico y prudente, a ver si vemos algo más sólido, porque hasta ahora, lo que hemos visto no da para el aprobado. Sin embargo, usted sabrá que después de lo del Alcorcón había locutores de radio mirando “para arriba”. Somos así.

Y ya terminamos, Sr Oltra,  baje de la nube, vea con rigor lo que tiene y dé con la tecla, por favor, que ni Ud tiene equipo para tantas alegrías, ni nosotros estamos para tanto disgusto.

Artículo de Rafael Lorenzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *