CRÓNICA: ALBACETE 2-2 REAL ZARAGOZA

EMPATE DE PODERES

El Real Zaragoza salía con novedades en el once para poder revertir la dinámica con la que llegaba al partido de dos partidos consecutivos perdiendo. En el once volvió a jugar Íñiigo Eguaras, que salió de su lesión, Perone jugó de titular y Papu se metió en el once en detrimento de Marc Gual.

El partido no pudo empezar de peor manera para los intereses aragoneses. En el minuto tres, Manaj puso por delante en el Marcador a los castellanos. Todavía había espectadores que no habían llegado al campo cuando el delantero albanés aprovechó un centro lateral para empujar el balón a la portería maña.

Eguaras cogió el balón y demostró por qué el Real Zaragoza lo ha echado tanto de menos. Levantó la cabeza, vio la internada del lateral izquierdo y filtro un balón al hueco que no pudo aprovechar Lasure. Su disparo tocó el palo y se marchó a saque de puerta.

La pronta respuesta del equipo aragonés fue simplemente un espejismo. Cierto es que tenía el dominio del balón pero no concretaba ocasiones claras. Quien sí que sabía aprovechar sus oportunidades fue el equipo albaceteño.

En la salida de un saque de esquina, Verdasca se metió un gol en propia puerta de rebote. La mala suerte de los blanquillos salió a la luz, poniéndose el partido muy cuesta arriba con un 2-0. En estos momentos, Albacete se colocaba líder provisional de la tabla clasificatoria de la Liga 123.

Los aragoneses tenían que remontar un 2-0, frente a un equipo que no había perdido en esta temporada y fuera de casa. ¿Podía haber algún contratiempo más? La respuesta es sencilla: sí. En una jugada totalmente fortuita Papu se lesionó del tobillo con un choque con un rival. Además, Verdasca también tuvo que ser sustituido por lo que pareció ser una lesión muscular.

La segunda parte, empezó  con un cambio total en la actitud visitante. Los cambios obligados de la primera parte parecía que colocaban a cada uno de los jugadores en su sitio y el ritmo del partido fue completamente diferente.

A los ocho minutos de juego de la segunda parte, Marc Gual hizo el primer gol de la tarde para los zaragocistas y su primer gol dela temporada. La triangulación fue perfecta, Zapater se convirtió en delantero a quien le pusieron el balón al espacio y este pasó el balón al delantero catalán quien solamente tuvo que empujarla.

En la segunda parte el balón seguía siendo del Real Zaragoza pero no conseguía tener meter miedo real a los manchegos. Se tenía la sensación de que en cualquier momento  los aragoneses podían marcar gol o crear peligro pero no se concretaba ninguna ocasión.

Se tuvo que esperar hasta el minuto 78 hasta que Álvaro Vázquez aprovechó un fallo clamoroso de Tejero en un centro lateral que no calcula bien las distacias y no logra despejar el balón. El delante catalán controló el balón en el área y cruzó el balón haciendo imposible la estirada del portero José Antonio Caro.

Ortuño tuvo la última del partido para poder marcar el gol de la victoria pero de nuevo un Cristian Álvarez muy bien colocado y con unos reflejos de felino, salvó la ocasión.

Finalmete, castellanos y aragoneses se repartieron los puntos en un partido en el que ambos equipos tuvieron dos partes diferentes y demostraron el potencial que tienen.

Artículo hecho por Eduardo Melús (@edu_melus).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *