CRÓNICA: CÁDIZ CF 3-3 REAL ZARAGOZA

TITANES SIN PREMIO

Se peleó, se jugó muy bien por momentos y se luchó, pero el mazazo duele. Es imposible que no lo haga un empate a tres tras haber ido 1-3. Pero es lo que toca. El Real Zaragoza ha salido del bache, toca bien arriba y en el centro del campo y contra el Cádiz hizo un partido muy serio: tres goles a domicilio y un duelo de tú a tú ante uno de los gallitos. Por su parte el Cádiz sigue sin reencontrarse con la victoria, en una jornada que le había sido propicia para subir hasta la cuarta posición.

El encuentro comenzó con un primer asedio del Cádiz a la portería zaragozana, pero muy pronto Pep Biel se sacó de la manga un pase de fantasía para un atento Álvaro Vázquez que se plantó a la carrera mano a mano con Alberto Cifuentes,quien le aguantó perfectamente el disparo. El balón avanzó lento hacia la portería y el central Carmona la sacó bajo palos. Dos minutos después Pombo chutó al cuerpo del portero cadista. Las respuestas del Cádiz no se hicieron esperar. Machís bombardeaba el área a centros laterales; tras uno de ellos, en un córner, Cristian le hizo un paradón a un Vallejo que soltó un latigazo tras peinar Sergio Sánchez. El partido soltaba chispas, con el balón zumbando sin apenas control en el centro del campo.

El nigeriano Igbekeme  agarró un balón en el centro del campo, rompió una línea con el balón pegado a la zurda y encontró a un Pep Biel que se desmarcó a la perfección para definir lindo y suave ante la salida de Alberto. Un grito de gol fuera de casa que no se daba desde principios de febrero. Tras el saque de centro, Cristian le sacó el empate a Machis con otro paradón. El portero argentino va tan sobrado que se siente invencible: sus salidas, rápidas y aparentemente alocadas, siempre le salen bien, y para los delanteros rivales es más grande que un titán.

El partido seguía sin dar respiro. El Cádiz pisaba el área rival con cierta facilidad; el Zaragoza, mucho más entonado que en anteriores salidas, salía rápido a la contra. En una de esas, Pombo probó fortuna desde lejos y su balón se fue fuera por poco. Con el Cádiz totalmente perdido en cuanto a dominio del juego, el Zaragoza se empezó a crecer. Un disparo seco y duro de Eguaras tras una jugada por la izquierda de Vázquez hizo que Alberto se empleara a fondo para evitar el 0-2. Eran los mejores minutos de un Zaragoza que recordaba a su buena versión de enero… y lo mejor aún estaba por llegar.

Si lo del 0-1 fue de éxtasis, el 0-2 fue apoteósico. Carlos Nieto se puso su mejor disfraz de artista en la mediapunta y le puso un pase de maravilla a un Biel que enardecido por sus gran momento de forma, definió como un crack mundial para poner el segundo. El zaragocismo se frotaba los ojos, pero es que realmente el Zaragoza estaba haciendo un partido muy serio, dominándole al Cádiz y muy seguro con su defensa de cinco. Delmás y Nieto subían como querían, Igbekemeflotaba en el centro del campo y Pombo y Álvaro asomaban como tiburones entre tanta posesión y llegadas arriba.

Pero la alegría suele ser efímera en el seno blanquillo. En plena ola de buen juego, Guitián sacó defectuosamente un balón que Álex cedió de cabeza a Machís, que se fue como quiso de Eguaras, dribló a Verdasca y definió con un trallazo ante Cristian. Era el minuto 44, un gol de los que duelen, pero el Zaragoza tenía la confianza de irse con la victoria al descanso, un escenario soñado.

El partido exigía salir fuerte del vestuario, un ejercicio de madurez enorme. Y de algo de eso se debió hablar dentro, porque el Zaragoza salió muy entonado. En el 47 provocó un córner, y a su salida, Igbekeme cogió un balón rechazado y su balón trazó una comba perfecta directa a la cabeza de un Nieto que remató a la perfección para hacer el 1-3. Segunda asistencia del nigeriano y una gran forma de coronarse en un campo tan difícil como el Ramón Carranza: y es que los protagonistas de los goles, Nieto, James y Biel, estaban jugando en Segunda B y en la Segunda portuguesa el año pasado.

El Zaragoza siguió con su dominio de balón, pero el Cádiz no deja de ser un peligro andante. De hecho, en el minuto 57, Renella se deshizo de Guitián en un forcejeó tras un centro lateral y remató a gol, anulado por el árbitro por una falta que pareció muy ligera. Dio igual: dos minutos después Vallejo sacó una falta en la frontal del área ideal para un zurdo, así que Álvaro Cervera no dudó: la dio entrada al especialista Ager Aketxe, que entró y besó el santo con un golazo de falta. 2-3 y media hora por delante para sufrir. Ante esa tesitura, Víctor le metió más músculo al centro del campo quitando a Pombo por Javi Ros. Aketxe, mientras, seguía a lo suyo: en otra falta miró a Cristian con cara de furia y escupió a puerta, pero el argentino, mano fuerte, desvío el balón.

Con un Cádiz volcado, cada minuto era un mundo. Como en el 77, cuando el genioAketxe tuvo una falta muy peligrosa que se fue arriba por poco. El Zaragoza por su parte, con las líneas muy juntas, se hinchó a correr y a achicar balones. Todo para que en el 89 llegara el drama: Salvi centró por la derecha y Vallejo se anticipó a un Álex Muñoz que le hizo penalti. Muy dudoso, pero el árbitro no titubeó. Álex lo lanzó de forma magistral y puso el 3-3. Álvaro se fue por Linares pero ya no dio tiempo a más. Tras el mazazo, tocará tirar de mentalidad y filosofía y quedarse con lo bueno que dejó un partido que el Zaragoza peleó hasta el final en un campo tremendamente complicado.

Alineaciones

3-Cádiz: Cifuentes; Carmona (Aketxe, m. 60), Sergio Sánchez, Kecojevic, Matos (Salvi, m. 60); Edu Ramos, Álex Fernández, Manu Vallejo, Jairo, Machis y Lekic (Rennella, m. 46).

3-Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Delmás, Guitián, Álex Muñoz, Nieto; Verdasca, Eguaras, Igbekeme, Pombo (Javi Ros, m. 67), Pep Biel y Álvaro.

Árbitro

Díaz de Mera (Comité castellano-manchego).

Tarjetas

Álex Muñoz, m. 11; Sergio Sánchez, m. 53; Guitián, m. 58; Pep Biel, m. 61; Rennella, m. 64; Verdasca, m. 68; Igbekeme, m. 69; Delmás, m. 69;

Artículo hecho por Ignacio Díaz Cano(@Diazcanoignacio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *