CRÓNICA: CD LEGANÉS 2-1 FC BARCELONA

PEPINAZO AL LÍDER EN BUTARQUE

Sorpresa mayúscula ayer en el estadio del Leganés con la merecida victoria del equipo local ante un Barça desconocido.

Ernesto Valverde, de entrada no se fiaba del equipo pepinero, a pesar de que aún no había conseguido ninguna victoria ésta temporada. Por eso sólo hizo dos cambios respecto a su once titular. Vermaelen le dio descanso a Jordi Alba y Munir a Luis Suárez, a pesar de que en la segunda parte tuvo que volver a su plan de siempre, sin ningún resultado.

De todas formas, el Barça empezó muy bien el partido, lúcido con el balón e intenso en la presión. Gracias a todo eso llegaría el primer gol del partido obra de Coutinho. En el minuto 12, el brasileño recogería un balón en la frontal del área, tras una buena conducción de Leo Messi y, a pesar de hacer un mal control se rehace y dispara a la portería de Cuellar de volea, cosa que hace el tiro inalcanzable. Inmediatamente después, el Barça pudo ampliar su ventaja en el marcador con un zurdazo de Messi también desde la frontal, que chocaría con la cruceta de la portería del Leganés.

A partir de aquí, desapareció el Barça. El Leganés aprovechó que los azulgrana se durmieron pensando que el trabajo ya estaba hecho y remontaron el partido de manera brillante.

En la segunda mitad, sólo con 68 segundos de diferencia, llegarían los dos goles pepineros. El primero sería de El Zhar, que le ganó la partida a toda la zaga culé con un cabezazo, tras un centro desde la banda izquierda de Jonathan Silva que, al inicio de la jugada, parte en fuera de juego. Incomprensible que el VAR no haya anulado el gol. Inmediatamente después, Piqué intenta despejar un balón dentro de su área pero se le queda corto y Óscar aprovecha el despiste para adelantar a su equipo en el marcador, con el correspondiente delirio de su afición.

A partir de ahí, el Leganés se puso el cuchillo en los dientes para defender ese resultado y el Barça fue totalmente incapaz de generar nada que pudiera hacer pensar que estaban vivos. Sólo a unos minutos del final, Coutinho y Rakitic, en una doble ocasión, pusieron a prueba a Cuéllar que reaccionó de manera magistral.

La posterior derrota del Real Madrid en Sevilla no debería tapar los males del Barça. Jugadores en muy mal estado de forma, juego plano y sin recursos a pesar de la calidad y un entrenador sin un plan, al que hasta ahora habían salvado entre Messi y Ter Stegen.

1 punto conseguido ante Girona y Leganés, que esperan sean tres más el sábado ante el Athletic de Bilbao para no tener instalada en Can Barça la primera crisis de la temporada.

Por su parte, el “Lega” vive en la nube que le permite soñar con acabar con la mala racha de resultados con la que han empezado la temporada e irán a Sevilla, para jugar contra el Betis, con toda la ilusión de prolongar éste sueño.

Artículo hecho por Meri (@Mtenas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *