CRÓNICA: CD NUMANCIA 1-1 CA OSASUNA

90 MINUTOS DE ESFUERZO NO FUERON SUFICIENTES

Llegaba en buena dinámica el Osasuna a Los Pajaritos con la labor de puntuar para no descolgarse de lo más alto de la clasificación y en cierto modo lo hizo aunque no del todo pues el Numancia es un equipo sumamente fiable en casa.

Más de 2500 aficionados rojillos se desplazaron hasta Soria para animar a su equipo y mantenerse, una semana más entre los primeros equipos de la tabla. La hinchada visitante realizó un acogedor recibimiento a la llegada del equipo a Soria ayer y en la entrada al estadio antes del partido.

En este partido López Garai tenía que buscar un sustituto para Unai Medina en el lateral diestro, pues el zaguero arrastraba molestias.

Los locales formaron con Juan Carlos Sánchez entre palos, en defensa Ganea, Atienza, Derik y Nacho Sánchez, en el medio campo Diamanka, Fran Villalba, Escassi, Yeboah y Gus Ledes, con Guillermo en punta.

Jagoba Arrasate volvía al que fuera su estadio el año pasado, en el que estuvo a punto de ascender a la Primera División, al igual que el mediocampista pamplonica, Íñigo Pérez.

El técnico vasco alineó a Rubén Martínez una defensa de cuatro formada por Nacho Vidal, Carles Clerc, Unai y David García. Con un medio del campo en el que jugaron Oier, Fran Mérida y Roberto Torres, con Robert Ibáñez y Juan Villar en las bandas y con Brandon Thomas en la delantera.

Comenzó llevando la iniciativa el Osasuna que llevó todo el peso de las acciones ofensivas, con Brandon a la cabeza acompañado de Villar y Roberto Torres.

La defensa del Osasuna  se mostró muy sólida durante todo el encuentro pero un fallo en un balón parado, el pichichi del equipo, Diamanka marcó tras un despeje fallido de Rubén.

Poco a poco, los navarros aumentaron el esfuerzo subiendo así también el ritmo del partido. En la primera mitad Osasuna reclamó un gol que salvó Juan Carlos en la línea de gol y Roberto Torres estrelló un balón en el palo.

Muy activo Juan Villar en la primera parte, llegó a chutar hasta 5 veces a puerta, pero un brillante Juan Carlos evitó que los rojilllos se marcharan con un gol en el marcador antes del descanso.

Ya en la segunda parte y con varios cambios el Numancia volvió a dar estabilidad al partido recuperando algunos balones comprometidos y poniendo en serios aprietos a Rubén, pero el veterano se mantuvo frío y no encajó de nuevo.

Se vino arriba el Osasuna que con la entrada de Kike Barja y Xisco dio un paso adelante y buscó el empate sin suerte.

Fue en los minutos finales cuando Roberto Torres con un latigazo impresionante logró batir a Juan Carlos y callar de esta manera a una afición numantina eufórica.

Un empate que de servir a alguno de los dos, sirve más a los locales que se alejan un punto más del descenso, queda tercero el Osasuna que deberá esperar resultados.

Artículo hecho por Iván Pardo Pérez (@IvnPardoPrez1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *