CRÓNICA: CELTA DE VIGO 3-3 REAL VALLADOLID

ESPECTÁCULO EN BALAÍDOS

El Real Valladolid logró empatar ante el Celta con un gol en el 94 en el que, de momento, ha sido el partido más emocionante de lo que llevamos de competición.

La previa del encuentro postulaba a los vigueses como favoritos. Sus aspiraciones este año son europeas y han comenzado de manera espléndida. Por su parte, los blanquivioleta llegaban a la ciudad gallega sin haber marcado un gol, tratando de dar la sorpresa.

El partido no podría haber empezado mejor para los locales. En primer lugar, en el minuto 5, Iago Aspas innauguraría el marcador con un buen tanto. Más adelante, en el minuto 9, Máxi Gómez puso el segundo para los de Alberto Mohamed. En este último gol, el atacante controló el balón con el brazo, aunque la jugada no se revisó con el VAR.

A pesar de lo que supone empezar encajando 2 goles en menos de 10 minutos, el Real Valladolid no se rindió.

A partir del minuto 20 los visitantes espabilaron y comenzaron a acercarse al área rival.

En el minuto 36 Alcaraz avisó con un disparo que dio en el poste y, más adelante en el 40, Óscar Plano cabecearía un balón centrado por Nacho al fondo de las mallas celtarras.

Tras el tiempo de descanso, todo podía pasar.

En el minuto 54, de nuevo Aspas golpearía para el Celta con un disparo inalcanzable para Masip desde fuera del área.

Con este gol, el Celta ponía tierra de por medio en la carrera hacia la victoria golpeando la moral pucelana.

A pesar de todo, los castellanos no se arrugaron. Sergio introdujo cambios ofensivos muy efectivos para intentar lo imposible.

En el minuto 65 Enes Ünal recortaría distancias gracias, de nuevo, a un centro lateral de Nacho. Los jugadores creían en el empate.

Los locales se echaron atrás conformes con el resultado y el Valladolid se hizo dueño del partido.

En los compases finales, Míchel estrelló un balón al larguero en el minuto 86.

Finalmente, en el descuento, cuando parecía que el árbitro iba a indicar el final, Leo Suárez apareció solo en el segundo palo para rematar el gol del empate blanquivioleta.

A base de coraje, el Pucela logró rascar en el último minuto un punto en uno de los campos más complicados de la categoría.

En Valladolid muchos aficionados se molestaron por la inutilidad del VAR durante todo el encuentro. Además de la mano ya mencionada en el segundo gol del Celta, el árbitro no indicó un claro penalti por agarrón a Kiko Olvivas ni expulsó a un defensor del Celta que debería haber visto la segunda amarilla.

Con este punto el Celta de Vigo suma 8 que les permitirán seguir en la parte alta de la tabla. La próxima jornada visitan al Valencia en un duelo de altura.

Por su parte, el Real Valladolid encontró su tercer punto. El jueves recibirán en Zorrilla al Levante, equipo contra el que intentarán cosechar su primera victoria.

Artículo hecho por Sergio A. (@sergiopucela6)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *