CRÓNICA: CHELSEA FC 1-1 FC BARCELONA

INIESTA Y MESSI SALVAN AL BARÇA EN STAMFORD BRIDGE

El Barça visitó anoche Stamford Bridge, con su once de gala, para intentar sacar un buen resultado en la ida de los octavos de final de la Champions League.

El Chelsea sorprendió dejando a Morata y Giroud en el banquillo, para aprovechar la velocidad de Pedro, Hazard y Willian. Éste último se convirtió en una pesadilla para la zaga culé durante todo el encuentro.

Los azulgrana tenían mucha posesión de balón pero no estaban acertados en el último pase y no llegaban las ocasiones de gol. Quién si las tuvo, y muy claras fue Willian, con sendos disparos al palo en ésta primera mitad, que pudieron dejar casi sentenciada la eliminatoria en favor del Chelsea. Pero, ésta vez, la fortuna se alió con el Barça. Tampoco Hazard encontró portería con los dos misiles que lanzó desde fuera del área, que salieron desviados.

Por su parte, el Barça sólo creó una ocasión de peligro en toda la primera mitad. Fue por mediación de Paulinho, cuyo cabezazo se marchó fuera por poco. El brasileño sólo empezó a ser trascendente cuando Valverde lo acercó al área contraria. En defensa era un lastre para su compañero Sergi Roberto, al que no era capaz de ayudar y finalmente se le encomendó esa tarea a Rakitic, que tuvo que multiplicarse y no llegó a todas partes.

Valverde tuvo mucho trabajo en el descanso para intentar arreglar el desaguisado que era su equipo hasta el momento, pero no funcionó. En el minuto 63, a la salida de un córner, Willian volvió a encontrarse sólo en la frontal del área y tuvo el tiempo suficiente para decidir dónde poner el balón lejos del alcance de Ter Stegen. Un error imperdonable de los culés ante un jugador que ya les había lanzado dos balones al palo en la primera mitad.

Con la entrada de Aleix Vidal por Paulinho pareció que el Barça ganaba un poco de mordiente y profundidad por esa banda derecha, pero el gol llegó en el minuto 76 tras un error garrafal del central del Chelsea, Crhistensen. El danés hizo un pase horizontal en su frontal del área muy peligroso, que Iniesta interceptó hábilmente, para ceder el balón a Messi y que éste rematara a gol llegando desde atrás. Primer gol del argentino al Chelsea en Stamford Bridge en toda su carrera, que pude valer su peso en oro.

Tras tan preciado trofeo conseguido, sin hacer un buen partido, al final el Barça decidió nadar y guardar la ropa, para conservarlo para el partido de vuelta el 14 de marzo en el Camp Nou. Seguramente será un partido diferente, en un estadio más grande y con el Chelsea necesitando un gol para pasar, pero no hay que dormirse, los cuartos están cerca y hay que rematar.

Artículo hecho por Meri (@Mtenas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *