CRÓNICA: ESPANYOL 1-1 VILLARREAL

EL ESPANYOL ABONADO A LOS MINUTOS FINALES

Otro empate del Espanyol, en un partido muy gris de los blanquiazules, que aprovecharon que el equipo amarillo perdonó ocasiones muy claras para volver a empatar “in-extremis” gracias a una falta lanzada magistralmente por Granero y pudo haberse llevado el partido de no ser por el larguero y el desacierto de Sergio García.

Llegaba el Espanyol en un momento de dudas, mirando por el retrovisor a los puestos de descenso, generando muchas dudas con su juego y además tampoco acompañan los resultados, muy lejos queda aquel equipo bregador que ganó al Atlético de Madrid o que empató ante el Barça en el derby de la ciudad condal. Por su parte el Villarreal también venía de algunos resultados malos tanto en la Liga ya que había perdido sus dos partidos anteriores en la Liga y también su respectivo partido en Europa League contra el Lyon, pero con un colchón de puntos que le permite seguir estando en puestos de Europa.

El partido comenzó con un guión que todos esperábamos, un Villarreal con ganas de mandar en el partido, de tener el balón y de mimarlo, en frente un Espanyol encerrado y sin muchas ideas en el ataque, a pesar de salir de inicio con casi toda la artillería arriba, Quique solo se guardó el As de Piatti. Corría el minuto 25 y el partido era prácticamente un monólogo y el Espanyol no pasaba del centro del campo con el balón controlado, en estas, Ünal el luchador nato sacó un disparo que topó con La Roca Sanchéz, el mejor jugador del Espanyol, y en el rechace, Rodrigo mandó un zapatazo a las redes. Las gradas de CornePrat pasaron de murmullar por el nulo ataque de su equipo a pitar porque cada vez ven más cerca los puestos de descenso.

La grada esperaba una reacción después del gol visitante, y ésta no llegaba, el equipo estaba noqueado y sin alma. Y así llegaron al descanso, con mucho trabajo por delante para Quique, tenía que cambiar mucho la cosa para poder hacer algo en el partido por parte de los pericos.

En la segunda parte, comenzó con un cambio algo raro, entró Marc Navarro y salió Darder, en teoría entraba un jugador defensivo por un jugador que tiene el deber de organizar el juego. Con este cambio Victor Sánchez pasaba al centro del campo para que Marc ocupara el lateral diestro.

Y lejos de lo que todo el mundo esperaba el cambio revolucionó el partido, Marc se adueñó del lateral derecho y por ahí parecía que alguna jugada podría llevar algo de peligro a la portería amarilla. Pero no pasó a más, la segunda parte fue un aburrimiento hasta el último cuarto de hora, con toda la artillería en el campo (entró Piatti por Naldo), Calleja por su parte dio entrada a Carlos Bacca, que tuvo en sus botas el segundo gol, nadie se puede explicar como pudo fallar una oportunidad tan clara después de burlar al portero blanquiazul. Y el partido despertó de su liturgia, aparecieron los magos del Espanyol, y llegó el primer disparo a puerta por parte del equipo catalán, fue en pies de Gerard Moreno, de forma acrobática. El partido se rompió, Granero, Marc Navarro, Piatti y Gerard Moreno empezaban a tener más protagonismo, y en el campo eso se notaba. En un balón largo para el delantero espanyolista, éste se fue al suelo y consiguió sacar una falta muy peligrosa. Y para estas ocasiones el equipo local tiene a un especialista, todos sabemos de lo que es capaz de hacer en las jugadas a balón parado el “Pirata” Granero, y lo volvió a hacer, puso el balón por encima de la barrera, y con la fuerza suficiente para que bajara y Asenjo solo pudiera mirarla. Y en los últimos minutos parecía todo al revés. El Villarreal totalmente noqueado, y un Espanyol volcado que en el último suspiro tubo una triple ocasión, un disparo de Baptistao que fue al larguero y dos rechaces que Sergio García desaprovechó de forma inexplicable.

De esta forma queda el Villarreal en puestos de Europa, en sexta posición, con 3 partidos seguidos sin conseguir la victoria y quiere romper esta racha contra el Lyon remontando la eliminatoria. Por su parte el equipo periquito cada vez siente más cerca el descenso, y otra vez rescata un punto en los últimos minutos; no siempre va a tener esa suerte, y tiene que empezar a plantear algo de juego, y no a esperar una jugada magistral del mago Gerard Moreno para intentar rascar algo, una falta, una asistencia o el gol que de puntos a su equipo.

Artículo hecho por Iván Galván (@ivanbetisbarna)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *