CRÓNICA: FC BARCELONA 1-0 ATLÉTICO DE MADRID

MESSI AMARRA MEDIA LIGA

El emocionante partido entre el primero y el segundo de la Liga empezó con un emotivo homenaje al ex goleador azulgrana Quini, fallecido ésta semana. El minuto de silencio también sirvió para dar el pésame azulgrana por capitán de la Fiorentina, Davide Astori, fallecido repentinamente ésta mañana en el hotel de concentración de su equipo.

El Barça empezó el partido imponiendo un ritmo muy alto al balón y a la presión y el Atleti quería salir a presionar a Ter Stegen pero con mucho miedo de lo que podía pasar. Messi y Coutinho pusieron a prueba a Oblak en sendas ocasiones, que el portero del Atlético resolvió fácilmente.

Hasta el minuto 25, que Thomas comete una falta en la frontal del área sobre Messi, que el argentino se encargaría de transformar de manera magistral, con una rosca que se coló a la izquierda de la portería de Oblak. Ésta semana, Messi ha marcado 3 goles de falta directa en 3 partidos de Liga consecutivos. ¡Brutal!

El Barça seguía imponiendo su ritmo y el Atlético no conseguía salir de la cueva. No intervinieron ni Diego Costa ni Griezmann para poner en aprietos a la segura defensa culé. Umtiti y Piqué, imperiales una vez más, no dejaron de proteger, con mucha efectividad, la meta de Ter Stegen, que no tuvo que intervenir en toda la primera mitad.

La mala noticia para el equipo azulgrana se produjo en el minuto 34 del partido, cuando Iniesta tuvo que dejar el partido lesionado en el bíceps femoral, cuando estaba dando un recital de jugar al fútbol. Su sitio lo ocupó André Gomes y el equipo tuvo que reubicarse. Coutinho pasó a jugar en la posición de Iniesta y André ocupó la banda derecha que hasta el momento, había pertenecido al brasileño.

La única medio ocasión del Atleti en ésta primera mitad fue a través de un disparo de Thomas de muy lejos, que se marchó desviado a la derecha de la portería de Ter Stegen por poco.

Al descanso se llegó con la tónica de toda la primera mitad. El Barça atacando y el Atlético defendiendo. Hacía falta ver si el Barça era capaz de mantener el ritmo, tras el largo viaje a Las Palmas del pasado jueves, que provocó sólo 2 días de descanso en el equipo.

Evidentemente el Atlético hizo un paso adelante en ésta segunda mitad, porqué notó que se le escapaba la Liga. Así lo demostró el Cholo, que a falta de media hora para terminar el encuentro, dio entrada a Correa y Gameiro, por Vrsaljko y Gaby y pasó a jugar con 4 delanteros. Unos delanteros que en los más de 30 minutos que jugaron juntos, sólo consiguieron chutar una vez a la meta de Ter Stegen y no entre los 3 palos.
En el minuto 76 el árbitro anuló un gol a Luis Suárez por fuera de juego bien anulado, como también a Gameiro, por fuera de juego de Diego Costa.

El Barça intentó controlar el balón hasta el final y los colchoneros colgar balones al área, donde Umtiti y Piqué estuvieron inmensos rechazando todo.

Ahora, sólo a 11 jornadas del final de la Liga, el Barça se puso 8 puntos por delante del Atlético de Madrid, con el gol average a favor también de los culés, tras el empate en el Calderón de la primera vuelta. El título queda muy encarrilado para el Barça, a pesar de no estar para nada sentenciado. El Atlético necesitaría ganar todos los partidos y que el Barça perdiera tres para poder llegar a ser campeón. Empresa muy difícil, pero en el futbol no hay nada imposible.

Una vez más, Messi decidió un partido importante para su equipo y además se vació también en la presión dando ejemplo al resto de sus compañeros, que le siguieron sin dudar. Victoria muy importante del Barça, en un momento de la temporada donde las fuerzas flojean y viniendo de empatar 3 partidos de Liga de los últimos 5.

Artículo hecho por Meri (@Mtenas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *