CRÓNICA: FC BARCELONA 1-1 REAL MADRID

EL BERNABÉU DICTARÁ SENTENCIA

En la tarde de ayer se vieron las caras el FC Barcelona y Real Madrid, en el Clásico de los Clásicos, perteneciente a la ida de las semifinales de la Copa del Rey. Fue un partido muy descafeinado, en el que apenas se detuvo el juego y Mateu Lahoz no tuvo trabajo, ya que fue un encuentro bastante limpio. Lucas Vázquez adelantó a los merengues al inicio del partido, mientras que Malcom hizo el empate en la segunda mitad. Un resultado justo que hará que el Santiago Bernabéu dicte sentencia dentro de 3 semanas.

Barça-Madrid. Una final soñada y anticipada. El Camp Nou se vistió de gala para la ocasión y, a pesar de que era día laboral y una hora muy mala, se dieron cita más de 92.000 espectadores, lo que supone la segunda mejor entrada de la temporada en el coliseo azulgrana, que se vio superada únicamente por aquel Clásico disputado a finales de octubre, partido que sentenció a Julen Lopetegui como técnico blanco tras recibir una manita sangrienta que destrozó definitivamente al conjunto de la capital.

Sin Lionel Messi de salida, debido al golpe que sufrió el sábado pasado en el encuentro de liga ante el Valencia, ni con el lesionado Dembélé, Ernesto Valverde puso un once de gala con cambios. El más llamativo, la incorporación de Malcom en el puesto donde juega el crack argentino. Los catalanes pusieron las miradas en el joven brasileño, que apenas ha tenido ocasión de jugar. Y, aunque empezó bastante mal, a lo largo del juego se sintió más cómodo y fue un dolor de cabeza para Marcelo, del que se vio muy superado,

Por parte merengue, Solari disputaría su primer Clásico como técnico blanco. Vinicius Junior fue parte del equipo titular, y todos los ojos de los aficionados blancos estaban puestos en el joven talento merengue, que cuajó un buen partido, convirtiéndose en el jugador más joven en disputar un Barça-Madrid, desde que lo hizo Raúl González, hace ya bastante tiempo. Llamó la atención las suplencias de Gareth Bale, Isco y Asensio. Lo más llamativo de la alineación titular fue Lucas Vázquez, ocupando puesto en la línea atacante. Solari dio en el clavo.

El encuentro inició en la gélida noche de la Ciudad Condal y fue retransmitido en muchísimos países. En España, por primera vez tras muchos años, regresó un Clásico, de competición oficial, en abierto. El Real Madrid salió muy enchufado y en los primeros minutos se vio a un equipo muy diferente al que visitó el mismo escenario unos meses atrás. Fue tal la agonía que generaba el conjunto blanco cuando salían a atacar que no tardaría en caer el primer gol de la noche. Fue a los 5 minutos y 20 segundos. Estaban avisando y el Barça no daba señales de vida. Y fue ahí cuando Vinicius puso un centro, que no logró despejar Lenglet, y que le llegó a Benzema, que cedió la pelota hacia el área chica donde apareció Lucas Vázquez para batir a ter Stegen y que dejó resquebrajada a la defensa catalana. El asedio merengue continuaría a lo largo de los siguientes minutos. El Barcelona no estaba en el partido, al menos mentalmente, ni se veía síntomas de reacción. El Madrid seguía presionando y robando balones. En 2 ocasiones, tras varios errores del mediocentro culé, dejaron a Vinicius con todo para poner tierra de por medio, pero la mala definición del talentoso delantero merengue, hizo que no saltaran todas las alarmas en el templo azulgrana. Gerard Piqué se autoproclamó “gobernador” de la defensa, y consiguió salvar al Barça en muchas ocasiones tras las llegadas del eterno rival. Malcom tuvo una grandiosa oportunidad en un contragolpe, pero su falta de confianza le traicionó y definió muy mal en un uno contra Keylor Navas. Además, Mateu Lahoz señaló un fuera de juego inexistente. El primer tiempo fue un baño del mejor Real Madrid de la temporada ante el peor Barcelona.

La afición pedía la incorporación al campo de Lionel Messi, que inició el calentamiento en la segunda parte. Pero el protagonista no sería el argentino, si no Malcom. Cuando Valverde ya había decidido en poner a Messi, llegó una jugada de ataque, en el que Lenglet vio a Jordi Alba corriendo hacia el área y no dudó en pasarle el esférico. El lateral corría como el correcaminos y se plantó ante Navas, que intentaría despejar el balón, con la mala suerte de que en el rechazo la cazó Luis Suárez, que no dudó en poner un misil que se estrelló en el palo. El golpeo al travesaño le llegó a los pies de Malcom, que, desde la esquina del área no dudó en probar suerte al ver la puerta vacía. Sergio Ramos, incomprensiblemente, estaba en línea de gol y no fue capaz de ir a por el balón, que se coló al fondo de la portería merengue. Error muy grave del central español.

Y llegó el momento de Lionel. Valverde dio la entrada al astro argentino en sustitución de Rakitic, cuando quedaba algo menos de media hora de juego. Aunque no marcó, el Barça con Lionel arrasó a un Madrid sin ideas. Messi hizo lo que le apetecía. Un regate por aquí, una combinada por allá… Sufrió las faltas que les hacía sus rivales porque estaba pletórico y era casi imposible detenerle. Su mejor ocasión fue de falta directa, que estrelló el esférico en la barrera. Casemiro despejó el esférico entre con la cabeza y el brazo, pero no fue a más esa jugada. En una protesta, Mateu Lahoz expulsó al entrenador de porteros del FC Barcelona. Aunque el Barça en la segunda parte sí que reaccionó, el Madrid dio destellos de vida. Primero Gareth Bale, que tuvo una oportunidad muy clara tras tener a ter Stegen batido, pero en la trayectoria del disparo se topó con Semedo, que cuajó uno de los mejores partidos desde que viste la elástica azulgrana. También Rapahel Varane pudo haber inclinado el marcador hacia los visitantes pero su cabezazo se fue cerca del primer palo de la portería blaugrana. En los últimos minutos, el balón se movía en área catalana. El Real Madrid se impulsó y logró encerrar y asustar al conjunto de Ernesto Valverde.

Un empate muy justo, en el que ambos conjuntos fueron superiores en un tiempo. Un partido muy plácido para Mateu Lahoz, ya que fue muy limpio y no hubo polémicas. El miércoles 27 de febrero a las 21:00, una hora menos en Canarias, el Bernabéu dictará sentencia y se decidirá quién jugará la final de la Copa en el Benito Villamarín en mayo. Eliminatoria abierta, donde cualquier cosa puede pasar.

 

Ficha técnica

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets, Rakitic (Vidal, 63′), Arthur; Malcom (Aleñá, 75′), Suárez y Coutinho (Messi, 63′).
Real Madrid: Keylor; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Llorente (Casemiro, 63′), Modric, Kroos; Lucas Vázquez, Benzema y Vinicius (Bale, 64′).
Goles: 1-0, Lucas Vázquez (6′). 1-1, Malcom (57′).
Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó a Sergio Ramos (5’), Semedo (42’), Suárez (55’), Marcelo (56’), Jordi Alba (57’), Arturo Vidal (87’) y expulsó a De la Fuente (72’),

Artículo hecho por Jordi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *