CRÓNICA: FC BARCELONA 3-0 CHELSEA FC

EN EL CAMP NOU MANDA MESSI

“God save the King” (Dios salve al Rey) rezaba el tifo que ayer exhibió la afición azulgrana en el Camp Nou dedicado a Leo Messi y el astro argentino sólo tardó 128 segundos en darles la razón. Tras dos minutos enteros de posesión, sin que el Chelsea la hubiera tocado aún, Messi recibió un balón de Suárez en la banda derecha, dentro del área y el mejor jugador del mundo fusiló a Courtois pasándole el balón por debajo de las piernas. Muchos aficionados aún no habían llegado al Camp Nou y ya se habían perdido el primer gol de la noche de un jugador que, tras su tercera paternidad, volvía al terreno de juego después de 10 días y lo hacía con mucha hambre.

Después del primer gol, el Chelsea pudo empezar a tocar el balón y moverlo de banda a banda haciendo jugar a Moses y Marcos Alonso y empezando a crear peligro también con la calidad de Willian y, ayer en menor medida, de Hazard. Pero la defensa culé estaba muy bien asentada y muy concentrada y no permitía grandes ocasiones. Sólo un disparo del lateral español, que Ter Stegen sacó de puños pudo inquietar su meta.

Pero Messi tenía ganas de futbol ayer y lo demostró robándole un balón en el centro del campo a su amigo Cesc, driblando a todos los rivales que se le ponían delante y cediéndolo dentro del área a Dembélé, para que el francés se estrenara como goleador con la camiseta del Barça en un partido grande. Buen gol, con un disparo potente con la derecha, que se coló en la escuadra de la portería de Courtois. Gran estreno del extremo, que todos esperan le sirva para quitarse presión de encima y empezar a desplegar su juego con continuidad, como se ha visto en los dos últimos partidos.

En ésta primera mitad, Kanté primero y Marcos Alonso después, con un tiro de falta que tocó el palo de la portería de Ter Stegen, podrían haber recortado diferencias, pero ésta vez, la suerte también se alió del bando culé y ambos equipos se marcharon con 2 a 0 en el marcador al descanso.

En la segunda mitad, Conte vio que se lo tenía que jugar del todo y adelantó las líneas de su equipo asfixiando al Barça en la presión y los culés sufrieron. Más cuando Iniesta y Busquets tuvieron que ser sustituidos. El primero dejó su sitio a Paulinho, debido a las molestias musculares que ha presentado los últimos días y, el segundo, dejó su sitio a un ovacionado André Gomes por una lesión que se produjo en el partido de ayer. Hoy se ha confirmado que deberá estar 3 semanas de baja por una fractura en un dedo del pie.

Cuando más parecía que podía llegar el gol del Chelsea y más asfixiado estaba el Barça, Suárez recuperó un balón en terreno londinense, se lo cedió a Messi, que aprovechó el aclarado que le hizo André Gomes por la banda izquierda, se fue de todos los defensas y volvió a clavarle un gol a Courtois por debajo de las piernas, ésta vez por la otra banda del campo y con la pierna izquierda.

A raíz de ahí, el Chelsea bajó los brazos y vio que sería imposible pasar la eliminatoria con éste Barça y con éste Messi. Aún tuvo un par de ocasiones más, con otro palo incluido, pero sin ninguna convicción en sus posibilidades.

El partido todavía nos dejaría otra imagen emotiva, con la entrada del ex azulgrana Pedro, que era recibido con una atronadora ovación de parte de su afición, que el canario agradeció emocionado.

Mañana viernes se producirá el sorteo de cuartos de final de la Champions League, donde va a estar el Barça por decimoprimera temporada consecutiva y su rival saldrá de estos otros 7 equipos: Liverpool, Manchester City, Bayern de Múnich, Juventus, Roma, Real Madrid y Sevilla.

Artículo hecho por Meri (@Mtenas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *