CRÓNICA: FC BARCELONA 3-0 DEPORTIVO ALAVÉS

TEMPORADA NUEVA, EL MESSI DE SIEMPRE

Anoche volvió la Liga al Camp Nou y lo hizo con un Barça Alavés muy competido, hasta que Messi dijo basta y casi él solito resolvió el partido y sumó los 3 puntos para su equipo. Antes, el Alavés le hizo el pasillo al Barça como reciente campeón de la Supercopa de España.

Ninguno de los nuevos fichajes culés fue titular pero sí Dembélé, que dejó destellos de su calidad pero aún un tanto desacertado. Coutinho se quedó de inicio en el banquillo y Valverde decidió apostar por un centro del campo con Busquets, Rakitic y Sergi Roberto, para intentar controlar las peligrosas contras vitorianas, que ésta vez fueron menos y no tan peligrosas. Con Rubén Sobrino muy sólo arriba porque su equipo estaba muy encerrado atrás, sólo le llegó un balón en condiciones en la primera mitad, que logro rematar pero salió muy desviado.

El Barça lo intentaba pero con una circulación de balón lenta y sin mucha claridad, la ocasión más clara de los azulgrana nació de las botas de Leo Messi, que botó una falta magistral que se estrelló en el larguero de Pacheco.

El argentino en la segunda mitad ya no perdonaría y la falta que tuvo la clavó por debajo de la barrera, al contrario que en la primera mitad. Intuyó que los hombres de Abelardo volverían a saltar y la mandó rasa lejos del alcance de Pacheco. Muy difícil de defender Leo Messi para cualquier defensa, porque nunca sabes de dónde sacará esa genialidad que ayudará a su equipo a sacar un buen resultado.

Tras el primer gol, el Alavés tuvo que abrirse un poco, aunque sin volverse loco, pero no llegó a inquietar demasiado la meta de Ter Stegen, que en muchos momentos jugaba de líbero debido al posicionamiento tan arriba de su equipo, que le permitía llegar a los balones antes que los delanteros vitorianos.

El segundo gol azulgrana no tardaría en llegar y fue obra de Coutinho. Buscó hueco dentro del área para el disparo, tras un pase de Arthur, y cuando lo encontró fue imparable para Pacheco. El brasileño empieza la Liga goleando, tal y como terminó la anterior y arde en deseos de disputar la Champions, por primera vez con el Barça.

La guinda al pastel la pondría Leo Messi en el minuto 92, picado porque minutos antes Pacheco le había sacado un balón franco con un paradón. El argentino aprovechó un buen pase de un errático Suárez durante todo el partido para controlar el balón, bajarlo, zafarse del defensa y ajustarlo al palo de manera que fuera inalcanzable para el buen guardameta del Alavés.

Contento y resignado terminó Abelardo el partido, convencido de que si su equipo seguía en ésta línea de trabajo, lograría la permanencia igual que la temporada pasada. Valverde, por su parte, no escatimó elogios para Messi, aunque en el descanso tuvo que rectificar su alineación inicial para acompañar mejor al argentino que entonces se salió.

En la segunda jornada, el Barça visitará al recién ascendido Valladolid y el Alavés recibirá en Mendizorroza al Betis, que empezó la Liga de la misma forma que ellos, perdiendo fuera de casa 3 a 0. Ambos equipos buscarán resarcirse de esa derrota y sumar así sus primeros puntos en ésta Liga que acaba de empezar.

Artículo hecho por Meri (@Mtenas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *