CRÓNICA: FC BARCELONA 3-0 MANCHESTER UNITED

Y MESSI ELIGIÓ SEMIS

Brutal la exhibición de Leo Messi, una vez más, anoche en el Camp Nou y en cuartos de final de la Champions League. El Manchester duró lo que Leo decidió y llevó en volandas a su equipo a las semifinales de la máxima competición continental, tras tres años cayendo en cuartos.

Los ingleses salieron muy fuertes al campo y crearon dos ocasiones clarísimas, con palo de Rashford incluido, que podrían haber cambiado el devenir del encuentro. El partido cambió del todo cuando el árbitro pitó penalti de Fred a Rakitic pero, incomprensiblemente y después de verlo en el VAR, echó su decisión atrás y pitó bote neutral. En las imágenes se ve claramente como el croata llega antes y el brasileño le derriba con una patada en su pierna derecha.

A partir de ese momento, el Barça empezó a dominar el balón, a presionar muy arriba y a crear peligro en la portería de David De Gea. Sólo 4 minutos después del penalti no pitado, Leo Messi recupera un balón en la banda derecha de su equipo, recorta a un jugador inglés y se saca un disparo desde la frontal, marca de la casa, que se cuela en el palo largo de la portería de De Gea y provoca la locura en el Camp Nou. Pero la exhibición del argentino no acabaría aquí. En una jugada calcada a la del primer gol, también tras una recuperación de balón, vuelve a disparar desde fuera del área, con la pierna derecha y, ésta vez, obtuvo la colaboración de De Gea, al que se le escapó el balón incomprensiblemente por debajo del cuerpo y de esta manera quedaba la eliminatoria más que sentenciada, sobretodo, viendo el nivel de unos y otros.

De todas formas, antes de llegar al descanso, el Barça tuvo una doble ocasión clarísima que desbarató De Gea, remediando el error anterior y que podría haberle dado mucha más ventaja en el marcador en sólo 45 minutos.

En la segunda mitad, el partido no tuvo más historia. Solskjaer no propuso cambiar nada, seguramente desesperado de ver a Messi en modo extraterrestre y el Barça siguió a lo suyo. Se puso el traje de la Champions que tan bien le sienta éste año y no dio opción al United. Coutinho fue quién terminó de redondear la goleada tras una dejada atrás de Jordi Alba. El brasileño quiso reivindicarse y se sacó un disparo brutal desde la frontal del área, que se coló por la escuadra en la meta de De Gea, que nada pudo hacer. Feo gesto de Cou después en la celebración. Se tapó los oídos en señal de enfado por las críticas recibidas por la afición ésta temporada.

Arturo Vidal, Semedo y Dembéle también fueron de la partida, cosa que sirvió para controlar más el partido, aunque ya no hubo tiempo para más. El Barça y Messi mandaron un mensaje a Europa, que quieren que esa copa “tan linda” vuelva a pisar el Camp Nou en breve. Oporto o, presumiblemente Liverpool, esperan en el horizonte.

Artículo hecho por Meri (@Mtenas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *