CRÓNICA: FC BARCELONA 6-1 SEVILLA FC

TORBELLINO AZULGRANA Y A SEMIS

Ernesto Valverde sí puso toda la carne en el asador en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, para tratar de remontar el 2 a 0 que les endosó el Sevilla en el partido de ida. A pesar de las bajas de Dembélé y Umtiti, Valverde puso un equipo extremadamente competitivo y que, además, demostró mucha hambre de victoria y de títulos, sea el que sea.

Por su parte, Pablo Machín echó de menos a sus carrileros titulares, sobre todo a Jesús Navas, porque Promes es un portento en ataque pero sufre cuando tiene que defender. Además de dejar a Ben Yedder en el banquillo. Cuando el francés salió al campo ya estaba la eliminatoria decidida.

El primer gol llegaría pronto. Sería en el minuto 12, cuando el mismo Promes cometería un penalti inocente sobre Messi, cuando el argentino ya iba a disparar a puerta. Sorprendentemente el encargado de lanzarlo sería Coutinho que ajustó mucho el balón al palo y nada pudo hacer Soriano para despejarlo. El brasileño necesitaba una inyección de autoestima y ¡vaya si la tuvo anoche!

Pero no todo seria de color de rosa para los azulgrana y allí estaba Cillessen para solucionarlo. El mejor portero suplente del mundo se sacó una mano estratosférica ante un remate a bocajarro de André Silva y posteriormente pararía un penalti a Banega, cometido por Gerard Piqué. El meta holandés salió anoche de nuevo ovacionado del Camp Nou, en la que es su competición.

Aprovechando los errores del rival, en el minuto 31 ya estaba la eliminatoria empatada. Arthur filtró un pase maravilloso en profundidad a Rakitic y el croata solo tuvo que desviar un poco el balón con la puntera de su pie derecho, para despistar a Soriano.
A partir de ese momento, parecía que el Barça se relajaba un poco y el Sevilla quería aprovecharlo pero sin acierto, sobre todo debido al alto ritmo impuesto por los culés durante todo el partido.

Casi nada más empezar la segunda mitad, Coutinho aprovecharía un centro de Luis Suárez desde la banda derecha, se anticiparía a los centrales y remataría de cabeza en plancha, para volver a batir a un desbordado Soriano. Sólo un minuto después, también Messi por la banda derecha, filtraría un pase a Sergi Roberto que, llegando desde atrás volvería a rematar a gol. El catalán se ha convertido en el hombre de las remontadas, tras el gol transcendental que consiguió ante el PSG.

Pero como toda remontada tiene su punto de incertidumbre, éste lo puso el lateral izquierdo Arana, tras un error de Cillessen en el despeje de un balón. El carrilero sevillista aprovechó el regalo y batió al meta holandés para dar esperanza a su equipo.
Al Barça le empezaba a pesar el cansancio del tremendo esfuerzo hecho durante el partido y el Sevilla quería aprovecharlo, hasta que aparecieron sus dos estrellas. Primero fue Luis Suárez que aprovechó un pase de Jordi Alba desde la banda izquierda y pondría la manita en el marcador.

Pero la obra maestra del equipo de Ernesto Valverde y la guinda del pastel llegaría en tiempo añadido. Tras un córner lanzado por el Sevilla, Aleñá sacó el contrataque hacia Messi y tras sendos taconazos de Jordi Alba y Gerard Piqué en el área contraria, el balón le llegaría Messi que pondría el 6 a 1 definitivo en el marcador.

Declaración de intenciones de los hombres de Valverde al finalizar el partido. Esto es el Barça y aquí no se tiran competiciones y así lo demostraron en el campo. Pasaron a semifinales de la Copa del Rey de manera brillante y esperan rival en el sorteo de mañana viernes. Betis y Valencia también están clasificados. Hoy se decide si el Girona o el Real Madrid serán el cuarto.

Artículo hecho por Meri (@Mtenas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *