CRÓNICA: GRANADA CF 1-1 CA OSASUNA

EMPATE QUE SABE A POCO A AMBOS EQUIPOS

El Granada recibía este sábado a las 16:00 horas al Osasuna en Los Cármenes. Ambos equipos estaban en la zona de play off y querían ganar para ascender puestos en la clasificación y aspirar a luchar por los puestos de ascenso directo a primera división.

El partido comenzaba muy igualado desde el inicio, ambos conjuntos luchaban por tener la posesión del balón y poder comenzar a tener ocasiones claras, donde más se notaba el movimiento era en las bandas, donde estaban teniendo muchos centros y oportunidades, lo que propiciaban que hubiera peligro. Los locales estaban llegando a los alrededores del área de Sergio Herrera, pero era el conjunto osasunista el que tenía el peligro con dos ocasiones claras, primero avisaba Xisco con un cabezazo envenenado que obligó a Javi Varas a hacer una gran parada, y después fue el propio Xisco cuando en el minuto 20 estuvo a punto de abrir el marcador tras hacer una pequeña vaselina a Varas que se fue fuera por poco.

Conforme avanzaba el encuentro el juego iba mejorando y las ocasiones iban siendo las protagonistas, el Granada poco a poco iba creando huecos, sobretodo en la banda derecha donde Víctor Díaz y Puertas estaban siendo un calvario para la defensa del conjunto navarro. El más activo del equipo nazarí era Kundé, el centrocampista estaba aprovechando su rapidez, su potencia y su poderío físico para adueñarse del control del balón y el peligro, teniendo dos ocasiones muy claras, en el minuto 33 tras marcharse en velocidad de Unai García y Javi Flaño hace un centro en el que estuvo a punto de llegar Rey Manaj, y la más clara en el 37 tras un despeje con la cabeza de Sergio Herrera en el borde del área que aprovechaba el camerunés para hacer un disparo desde 30 metros dando directamente al travesaño. Por su parte, el Osasuna también lo intentaba con centros de Javi Flaño y Fran Mérida y disparos de Xisco. Se llegó al descanso con el resultado de 0-0.

La segunda parte comenzó muy eléctrica y con un gol nada más empezar, en el minuto 47 una falta lateral botada por Fran Mérida se envenenó y a Javi Varas se le resbaló el balón aprovechando así Xisco para abrir el marcador y poner al conjunto navarro por delante. Este gol sintió como un jarro de agua fría tanto al equipo como a la afición granadinista, ésta última reaccionó con algunos pitos a Varas. El partido parecía que estaba más cerca del 0-2 que del empate ya que el equipo local estaba anímicamente mal y el Osasuna lo aprovechaba, al ver lo que estaba ocurriendo, Morilla no tardó en reaccionar y metió a dos cambios a la vez, dos cambios ofensivos, metiendo a un delantero por un central, como es el caso de Joselu que entró por Germán, y Pedro Sánchez que entró por Sergio Peña, estos cambios revolucionaron el juego y el partido, teniendo una ocasión clara el Granada para empatar en el marcador cuando en el minuto 59 Puertas puso un centro en una contra en el que Unai García tocó lo justo para que Rey manaj no llegara.

El Granada empezaba a estar mucho en el área rival, lo que hacía presagiar que el gol no tardaría mucho en llegar, y así fue cuando en el minuto 65 una galopada de Pedro Sánchez por la banda derecha y un posterior centro que fue rematado por Montoro que se encontraba solo en el punto de penalti batía sin problemas a Sergio Herrera poniendo así las tablas en el marcador. A partir de este momento, el partido cogió un ritmo apasionante y loco, si el Granada había reaccionado con 2 cambios ofensivos, tras el gol era el Osasuna el que reaccionaba haciendo un cambio defensivo metiendo al central Aridane por el extremo Barja.

El partido estaba llegando al final y ambos conjuntos estaban teniendo sus oportunidades de adelantarse en el marcador, el Granada lo intentaba mediante disparos lejanos ya que pese a que su peligro era por las bandas, los centros no estaban teniendo éxito y no se llegaban a concretar las jugadas, por lo tanto los disparos lejanos potentes que enlazaba Kundé era lo más peligroso del conjunto nazarí poniendo en jaque al guardameta Sergio Herrera que reaccionaba bien. Por su parte, el Osasuna también tenía sus opciones con contras que suscitaban nerviosismo al equipo y a la afición rival, primero fue una ocasión de Xisco en el 74 que tuvo que sacar Javi Varas con el pie, y después fue en el minuto 83 una gran jugada individual de Clerc que con su velocidad se marchó de la defensa rival teniendo un uno contra uno con el guardameta nazarí, pero Álex Martínez estuvo rápido para quitarle el balón a ras de suelo antes que chutara. El partido en sus últimos minutos no tuvo ninguna ocasión clara, sí que tuvo muchos intentos de mover el marcador por parte de los dos equipos pero no se llegaron a concretar las jugadas para tener una ocasión clara. Se llegó al final del partido con el resultado de 1-1.

Este resultado no ayuda a ninguno de los dos conjuntos. Tras este partido el Granada se queda en séptima posición con 53 puntos, a un punto de los puestos de play off, jugará el domingo que viene frente al Sevilla Atlético en la ciudad deportiva sevillista a las 18:00 horas, mientras que el Osasuna se queda en novena posición con 51 puntos, a 3 de los puestos de play off, se enfrentará al Córdoba el domingo que viene a las 12:00 horas en El Sadar.

Alineaciones:

Granada: Javi Varas, Víctor Díaz, Chico Flores, Germán (Joselu,´61), Alberto Martín, Montoro (Baena,´79), Puertas, Sergio Peña (Pedro Sánchez,´61), Kundé y Rey Manaj.

Osasuna: Sergio Herrera, Javi Flaño, Unai García, Clerc, Oier, Arzura, Barja (Aridane,´68), Quique (David Rodríguez,´73), Borja Lasso (Roberto Torres,´87) y Xisco.

Artículo hecho por Antonio Arnedo (@Antonioarnedo2).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *