CRÓNICA: GRANADA CF 1-1 CÁDIZ CF

AKETXE CONVIERTE EL ROBO EN ESPERANZA

Se suele decir que lo que mal empieza, mal acaba. Aunque no fue así lo que le sucedió al Cádiz CF en esta tarde. A pesar de tener que salir lesionado Edu Ramos en el minuto 4 y de que el colegiado diera por bueno un gol del Granada cuando había existido un agarrón claro a Lekic.  

A partir de aquí el equipo local se dedicó a tocar el balón, perder tiempo y verlas venir. El Cádiz lo intentaba pero no llegaba con claridad: un tiro que no  cogió puerta de Machis, un peligroso centro al que Salvi no llegó y una falta que Álex Fernández (él entró por el lesionado Edu Ramos) mandó a la barrera fueron las acciones más peligrosas de una primera mitad en el que hubo muchas faltas y varios roces entre los jugadores de ambos equipos. Intensidad y poco juego, era el encuentro perfecto para el Granada.

Todo cambió a partir del minuto 50. Dos entradas de Espino, asociándose con Darwin Machis que decidió tomar las riendas, empezaron a meterle el miedo en el cuerpo a un Granada que sólo quería que el tiempo pasara, mostrando que eso de crear peligro para lograr otro gol no iba con ellos.

Un testarazo del venezolano obligó a Rui Silva a realizar la primera parada de mérito del duelo. Con la marcha más que metió el Cádiz, Cervera decidió meter en el campo a Querol por Lekic. Visto que no le estaba funcionando mucho, apostó por un cambio mucho más ofensivo: Correa al banquillo, Salvi a jugar de lateral derecho y Ager Aketxe sobre el césped.

Antes de que al entrenador amarillo viera si sus sustituciones le funcionaban, Adrián Ramos, que salió por Rodri, pudo sentenciar el choque tras una gran acción individual, pero la mano de Cifuentes y el posterior despeje de Espino lo evitaron, aunque la jugada debió ser anulada por fuera de juego de Ramos.

Entonces Aketxe sacó su fusil. Desde fuera del área, el vasco controló, se acomodó el esférico y le pegó con el alma. ¿El resultado? Que vio desde la distancia como el balón acabó en el fondo de la red mientras rozaba el palo y las manos de Rui Silva.

Era el minuto 78. El Cádiz ya había hecho lo más difícil: empatar un partido que se le complicó desde los primeros minutos. Ahora, le tocaba sufrir. El Granada, que se jugaba ascender matemáticamente a LaLiga Santander, se volcó en busca de un tanto que no llegó, es más apenas inquietó a un Cádiz que intentó buscar el segundo, pero con más corazón que cabeza, y pensando que el punto podría ser de oro, ya que les hacía depender de sí mismos a falta de dos jornadas.

Los Cármenes se iban silenciando mientras la marea amarilla, desde su esquinita, siguió alentando a los suyos hasta que llegó el éxtasis final. Un punto que deja a los de Cervera una jornada más en puestos de play off y dependiendo de sí mismos para regresar a la élite. Aketxe, con un nuevo golazo, mantiene vivo el sueño del ascenso.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Germán, Martínez (Bernardo, min. 28), Quini, Alberto Martín, Montoro, Puertas, Vadillo (Pozo, min. 63), Fede Vico y Rodri (Adrián Ramos, min. 72).

Cádiz CF: Cifuentes, Rober Correa (Aketxe, min. 71), Fali, Kecojevic, Espino, Jon Ander Garrido, Edu Ramos (Álex Fernández, min. 3), Salvi, Darwin Machís, Jairo y Lekic (Querol, min. 58)

Goles:
1-0, min. 11, Lekic (PP)

1-1 min. 77, Aketxe

Árbitro: Pulido Santana (Canarias). Amonestó a Quini (min. 60) del Granada y a Garrido (min. 39) del Cádiz

Incidencias: Encuentro perteneciente a la jornada 40 de LaLiga 1|2|3 ante 18.262 espectadores.

Artículo hecho por Ignacio Díaz Cano (@DiazcanoIgnacio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *