CRÓNICA: INTER DE MILAN 1-1 FC BARCELONA

MALCOM SELLA EL PASE A OCTAVOS

Muy buen partido ayer del Barça en Milán, donde dio una exhibición de control, presión e intensidad y donde sólo le faltó estar más acertado de cara a portería después de chutar 26 veces, récord absoluto en un partido de Champions League fuera de casa.

Unas veces Handanovic y otras la mala puntería de los jugadores culés hicieron que no se marcharan con una goleada en el bolsillo y con el primer puesto del grupo asegurado.

Ésta vez, Ernesto Valverde buscó la profundidad de Dembélé por la banda derecha y le salió bastante bien, si tenemos en cuenta que el Inter intenta salir jugando y el jugador francés podría haber aprovechado algún balón al espacio con su velocidad en alguna recuperación tras pérdida de balón. Leo Messi quedó fuera de la convocatoria finalmente, porque ni los médicos ni Valverde quisieron arriesgar con su delicada lesión.

Enorme partido de Luis Suárez ayer, a pesar de que sigue gafado de cara a gol en las salidas de Champions League, donde ya lleva 3 años sin marcar. Muy acertado ayer Coutinho también, que venía de hacer partidos bastante mediocres, a pesar de que todos sus disparos a portería se estrellaron en el muro lombardo.

El Inter lo intentaba, sobre todo por mediación de Perisic que percutía constantemente por su banda izquierda, pero todos sus buenos centros no llegaban a encontrar rematador. En la primera mitad, sólo encontró a Asamoah una vez dentro del área y éste mando el balón por encima del travesaño de Ter Stegen.

En la segunda mitad, las cosas seguían igual y el Barça seguía sin encontrar el camino del gol. Para buscarlo con aún más insistencia, Valverde dio a entrada a Arturo Vidal por Arthur y sorprendentemente también le dio la alternativa a Malcom en el minuto 80. El defenestrado brasileño estaba ante la gran oportunidad de su vida, que no desaprovecharía. Sólo 2 minutos después de entrar al terreno de juego y en el primer balón que tocaría, marcaría el gol que le daba la clasificación para los octavos de final de la Champions League a su equipo. Malcom aprovechó una gran jugada de Coutinho, para encarar a Perisic y Asamoah al borde del área, les hizo un amago y disparó el balón a las mallas de la portería interista, lejos del alcance de Handanovic. Locura colectiva de los azulgrana, que fueron rápidamente a abrazar a un emocionado Malcom, que debutaba con gol en la máxima competición continental. Mejor, imposible.

Pero la alegría no sería completa porque en un despiste defensivo colectivo, Mauro Icardi aprovecharía la única ocasión que tuvo en el partido. En un barullo dentro del área azulgrana en el minuto 87, el argentino se haría un hueco entre los centrales culés y alojaría el balón en su portería, por debajo de las piernas de Ter Stegen.

Tremendamente injusto por los méritos de unos y otros, pero los errores en la Champions se pagan caros y así lo pudo constatar el Barça anoche.

El conjunto catalán no pudo asegurarse aún la primera plaza del grupo, pero si es el primer equipo clasificado para los octavos de final de la Champions League, en uno de los grupos más complicados.

El domingo, en casa y ante el Betis, parece que si va a ser el momento de ver reaparecer a Messi, justo antes del parón de selecciones. Al mejor del mundo siempre se le echa de menos, pero todos sus compañeros han dado un paso al frente estas semanas, sacando muy buenos resultados y jugando muy bien en general, y el capitán seguro está muy orgulloso de ellos.

Artículo hecho por Meri (@Mtenas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *