CRÓNICA: LEVANTE UD 5-4 FC BARCELONA

EL LEVANTE ROMPE EL INVICTO

El espectacular final de liga de los granotas pasa factura también al campeón de liga, que poco les faltó para empatar.

Paco López lo ha vuelto a hacer, esta vez era más complicado, pero los jugadores no fallaron, incluso llegaron a ponerse con un 5-1, contra todo un Barcelona, pero Valverde movió bien sus fichas y a punto estuvo de obrar el milagro.

Bonita comenzó la tarde en el Ciutat de València, con el tempranero gol de Boateng, que aún tendría más balas en la récamara; El ghanés aprovechó un pase de Morales para desde el área pequeña, fusilar a Ter Stegen. El Levante siguió apretando a los culés, que vieron como Bardhi perdonó el 2-0 al impactar su remate, sin guardameta de por medio, en el larguero.

Con Vermaelen lesionado, y en la banda Piqué esperando a entrar, el Levante volvió a golpear, otra vez ‘Manolito’ Boateng, que regateó perfectamente al portero alemán y remató a placer para ampliar las distancias en el marcador.

Ya con la mente puesta en el descanso, y tras la revolución que supuso la entrada de Gerard Piqué, Coutinho marcó el territorio con un tremendo zapatazo que dejó a Oier sin capacidad de reacción.

La segunda mitad parecía que sería totalmente blaugrana, pero el Levante, con una madurez impropia de un equipo que hace 3 jornadas luchaba por salvarse, volvió a golpear, esta vez hasta en 3 ocasiones, y en las 3, la pelota volvió a entrar, la primera de Boateng, que firmó su primer hat-trick, y los dos siguientes tendrían la firma de Enis Bardhi, que con un partido muy serio, tuvo para marcar otra más.

Valverde cambió a Dembelé y a Iniesta, con su respectiva ovación, y dio pie a Denis y Alcácer, y el Barcelona mejoró en ataque, aunque no por méritos del ex-valencianista, que estuvo desaparecido en combate, y los goles del Barcelona, como cabía esperar, comenzaron a caer, Coutinho completó su hat-trick en tan sólo 5 minutos, dejando el partido en un 5-3, para que un estúpido penalti de Boateng, que ejecutó el uruguayo Luis Suárez, dejó al Levante al borde del infarto, pero el equipo no se achicaba, Pazzini y Rochina salieron a buscar las espaldas, e incluso Rochina tuvo una en la que Ter Stegen cometió falta sobre él y, al ser el último jugador debió ver la cartulina roja, pero el partido no dio para más y, los puntos se quedaron en el Ciutat de València, aunque a algunos les pese, el Levante está aquí para quedarse.

Artículo hecho por SMartínez (@DrAlesby11)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *