CRÓNICA: LORCA 1-2 ALBACETE

ESTA BÈLA NO SE APAGA

Segunda victoria consecutiva del Alba ante un Lorca que puso en grandes aprietos a la defensa manchega en la primera parte pero se desinfló en el segundo tiempo con la entrada de Erice y sobretodo de un imperial Acuña.

Empezó bien el Alba el choque, bien plantando y creando peligro a balón parado. La primera la tuvo Bèla tras una prolongación de Aridane, remataba el francés pero la defensa del Lorca la sacaba bajo palos. A partir de esa jugada el Lorca empezó a desperezarse, Noguera, Pomares y Dani Ojeda comenzaron a inquietar a la defensa por banda.  Ojeda tuvo la primera con un tiro raso que se encontró con un gran Tomeu. Pocos minutos después, Vega ponía un buen balón desde la banda que Brown remataría superando a Tomeu a bocajarro para adelantar a los locales. Noguer tendría una clara contra más tarde que no definiría con claridad, sin llegar a disparar ni dejar en ventaja a Brown intentaría resarcirse de jugada individual pero toparía con la buena reacción de Tomeu.

Poco más de un Albacete que se llevaría como nota positiva el marcador al descanso, sumado a las protestas por un posible penalti en el área del Lorca por mano y que el colegiado no interpretaría como tal.

La segunda parte comenzaría con el conjunto local dando un paso atrás y el Albacete intentando inquietar a un Dorronsoro que había sido un espectador más en el primer tiempo. Doble cambio para agitar la coctelera en el minuto 55 por parte del navarro, Erice por Gálvez y Acuña por Susaeta. Poco tardó en surgir efecto la revolución de Enrique Martín y 3 minutos despues Gorosito colgaba, Aridane dejaba de cara y Acuña fusilaba a Dorronsoro con la izquierda para poner el empate.

La entrada del paraguayo fue clave y consiguió ser un verdadero quebradero de cabeza para la defensa local. Erice aportó claridad y consistencia al centro del campo y en un balón suyo en profundidad llegaría el penalti. Acuña enfrentaba en velocidad a Fran Cruz que llegaba desde el otro lado a realizar la ayuda y acabó derribando al paraguayo en un claro penalti. Bèla transformaba la pena máxima y ponía por encima al Alba a falta del descuento para el final del partido.

Poco o nada sufrió el Albacete hasta el final, que remontaba un partido que se  había puesto cuesta arriba, demostrando su gran confianza y momento de forma. Contraste con un Lorca que tuvo las ocasiones para matar el partido en la primera mitad e hizo ver el por qué de su pésima situación en la tabla. Partido clave la semana que viene ante Osasuna, que puede imprimir gran moral al grupo y afición para lo que resta de temporada.

Artículo hecho por León Morata Ydáñez (@09lmy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *