CRÓNICA: MÁLAGA CF 1-0 CÁDIZ CF

GOLPE DE AUTORIDAD

  • Dominio total del Málaga CF.
  • Inoperante Cádiz.
  • Adrián-N’diaye, las claves.

Dominio durante todo el partido del Málaga CF. Los visitantes apenas dispararon a puerta. Sólo en el tiempo extra tuvo alguna ocasión el Cádiz. Solidez malaguista en el centro del campo.

Comenzaba el partido y, desde el inicio, mostraría el Málaga su mejor versión: control del partido, posesión y seguros atrás, con un doble pivote reinando en el centro del campo. El Cádiz, por su parte, esperaba en campo propio a la espera de salir rápidamente a la contra o un error de los locales. Error que no llegó.

Transcurrían los minutos y el Málaga atacaba, pero, le faltaba algo de pronfundidad. El Cádiz, con paciencia, seguía bien colocado y a la espera de que su plan saliera con éxito. Por su parte, el Málaga se armaba de paciencia hasta poder encontrar el hueco que le pudiera adelantar en el marcador.

En el minuto 25, tras un saque de banda, Cifuentes realizaría una parada, que con toda seguridad estará entre las mejores de la jornada, evitando el 1-0 cuando todo el estadio cantaba gol. En la siguiente jugada, el Cádiz pediría penalti en un tiro que rechaza Diego González con el codo. El arbitro no vio voluntariedad alguna. Queda a libre interpretación. Se llegaría al final de la primera parte con un Málaga mejor a su rival, pero, con cierta igualdad y sin a penas ocasiones.

En los segundos cuarenta y cinco minutos, se vería una Málaga totalmente distinto. Se volcó en ataque, encerró a su rival más de lo que Cervera quisiera y empujó y empujó hasta que tanto daba el cántaro a la fuente…primero fue Pacheco el que lamió el poste con un tiro desde fuera del área, después, Juanpi remató también desde fuera del área y su rechace lo envió al fondo de la red Harper, pero, quedó invalidada por posición antirreglamentaria del escocés.

Finalmente, en una jugada para enmarcar de Jack Harper, éste, consigue burlar hasta tres defensores amarillos y poner un centro al área pequeña donde Ricca, libre de marca, no perdonó y así poder adelantar a los suyos. El monólogo blanquiazul tuvo recompensa.

A partir de entonces, el conjunto dirigido por Álvaro Cervera intentó echarse hacia delante, pero, sin éxito. El doble pivote malaguista seguía imponiéndose, bien asistido por el resto de centrocampistas muy solidarios en la gélida noche malagueña.

Solamente en el tiempo de prolongación tuvo alguna ocasión el conjunto de la tacita de plata, aunque ninguna llegó a ir ni siquiera entre los tres palos. Munir fue un espectador de lujo durante todo el encuentro.

Al final, los tres puntos se quedan en casa y el Málaga da un golpe de autoridad, mandando un mensaje claro: que todos los tengan en cuenta. Mientras tanto, dormirá nuevamente líder de la categoría. Por su parte, el Cádiz ve frenada su espectacular racha de siete victorias consecutivas y, con toda seguridad, saldrán de los puestos de play-offs.

Artículo hecho por (@SergioSpes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *