CRÓNICA: MÁLAGA CF 1-2 REAL MADRID

ISCO DERROTA A SU MÁLAGA

De la mano de un brillante espectáculo de Isco Alarcón llegó la victoria merengue. Un gol y una asistencia del de Arroyo de la Miel decidieron el duelo ante su querido Málaga.

El actual campeón visitaba este domingo a un Málaga C.F. que, sin duda alguna, ha vivido días mucho mejores. Últimos en la clasificación y sin ninguna sensación de que la situación vaya a revertirse, los malaguistas, pese a que aún tienen opciones matemáticas de salvarse, van contando los días que quedan para poder volver a la máxima categoría del fútbol español, en 2019.

Para los futbolistas y la afición andaluza, este era un partido importante para limar asperezas. Un partido con el que poder tener una sonrisa en la cara durante unos días. Sin embargo, en esta complicada ocasión, tampoco pudo ser.

El Real Madrid llegaba tras una agotadora semana, de la que llegaban reventados (y algo mosqueados) por todo lo que se había hablado alrededor del penalti que les dio el pase a semifinales de la Champions League. Un penalti el de Lucas Vázquez que, con el reglamento en la mano, no hay ninguna discusión de que lo fue. Dejando de lado esta cansina historia, el conjunto madridista se tomó muy en serio desde el primer momento el partido. Pese a que Zidane había dado descanso a jugadores tan importantes como Cristiano Ronaldo, Gareth Bale, Kroos, Modric o Varane, los blancos plantaron seria batalla de la mano de un Isco que volvía a la que fue su casa en la gran época dorada del Málaga. ‘Magia’ hizo más magia que nunca. Isco le pidió a Sergio Ramos, que le dejara lanzar esa falta, viéndose con total confianza de mandar el balón a la red. El capitán dio su visto bueno y, tras abrirse la defensa albiazul, el esférico pasó por medio con una bonita rosca y terminó alojándose en la portería de Roberto. El internacional español pidió perdón a toda La Rosaleda, algo que sin duda aceptarían viniendo de él. Conducciones exquisitas y regates estratosféricos, así como un juego fluido y dinámico salieron de las botas del chico de oro, que sin duda fue el mejor del encuentro.

Minutos más tarde tendría otra gran ocasión para marcar el segundo a pase de Marco Asensio, pero Magisco mandaría el cuero fuera por muy poquito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *