CRÓNICA: MÁLAGA CF 3-0 CÓRDOBA CF

¡IMPARABLES!

-El Málaga, cada vez más conjuntado.

-Defensivamente perfectos.

-El Córdoba, a merced del Málaga.

-Mucho por mejorar de los califales.

Enorme partido de un Málaga que, conforme pasan los días, se ve más asentado y trabaja mejor posicionado. Además, el equipo malagueño empieza a asfixiar a sus rivales desde la presión intensa. Poca o ninguna opción tuvo el Córdoba, merced a un equipo que demostró estar a años luz de los califales.

Volvía el fútbol a La Rosaleda por tercera vez ésta semana. Se preveía ambiente futbolero hoy en las gradas de la coqueta Rosaleda y no defraudó. Numerosos aficionados cordobecista, que tienen el cielo ganado, se presentaron en Málaga para animar a los suyos. Un total de 19.000 personas se congregaron en el feudo malaguista.

Comenzaba el partido y desde el minuto 1 se vió el nivel de uno y otro equipo. Mientras uno se deleitaba con un recital de pases entre líneas, triangulaciones interiores, jugadas personales, el otro se limitaba a salir del paso como buenamente podía. Se mascaba el gol costasoleño y no tardó en llegar. Saque de banda, balón al aire, asistencia de lujo de Blanco y remate con la testa perfecto de Adrián. 1-0 y lo demás se escribe solo..

No cambió el guion del encuentro. El Málaga seguía llevando la iniciativa, pero, cierto es que se asomó menos por la portería cordobecista. Algunos de engañosa igualdad en el centro del campo que terminaría de cerrar el conjunto costasoleño. Jugada de ensueño del talentoso Jack Harper que, con hasta 3 dribles sobre sí mismo, dejó sentado a su par, centró al corazón del área, el remate de Blanco se encontraría con una inmensa parada del meta califal y en el rechace, Hicham, terminaría de empujar el balón al fondo de la red. 2-0 y la misión se antojaba imposible.

En la reanudación más de lo mismo. Un Córdoba incapaz de poder tirar entre los tres palos. No se vió Munir en toda la tarde que realizó sólo una parada. El partido seguía con dominio malaguista y con un Blanco omnipresente y siendo una auténtica pesadilla para la zaga cordobecista. Mientras, la grada iba a lo suyo y no paró de realizar cánticos, olas y un ambiente que ya ni se recordaba, y hacia falta, por La Rosaleda.

Aún tendría tiempo el Málaga de divertirse un poco más. Córner que bota Ontiveros y en el corazón del área, ante una permisiva defensa visitante, Ricca pudo controlar el balón y enviarlo al fondo de las mallas. Goleada y resignación por parte del Córdoba. De ahí al final el Málaga se limitó a controlar el partido y a darle algún que otro golpe más a su rival. La nota final la puso Dani Pacheco que debutaba en el estadio de su ciudad, sueño cumplido.

Finalmente, victoria clara y contundente malaguista que deja al equipo malaguista en lo más alto de la tabla una semana más y que empieza a dar miedo. Por contra, al equipo de Sandoval le queda mucho camino por recorrer, pero, lo cierto es que si el equipo no mejora, sobretodo en defensa, estará condenado a perder la categoría.

Artículo hecho  por (@SergioSpes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *