CRÓNICA: MÁLAGA CF 3-1 REAL ZARAGOZA

LICENCIA PARA SOÑAR

-Reacción en la segunda parte de los locales.

-Mera comparecencia del Zaragoza.

-Lavado de cara de los blanquiazules.

-Sensacional Víctor Sánchez.

Arrancaba el partido en La Rosaleda con un Málaga volcado en área rival. A los trece segundos ya había conseguido su primer saque de esquina. Alguna incursión con peligro, pero, pronto se le torcerían los planes al conjunto malagueño. En el 9′, un inofensivo saque de banda en medio campo, hizo que Papu avanzara sin oposición hasta área rival, abriera para Biel que, con un recorte sobre Cifu, colocara el balón en la cepa del poste de Munir y colocase el 0-1.

Comenzaba entonces un nuevo partido. Los locales, sorprendidos por el gol, vieron frenadas sus incursiones. Entraría el partido en una “nada” de la que lo despertaría Ontiveros con un magnífico latigazo desde fuera del área que haría trabajar a Cristian Álvarez. Después fue Juankar, con una gran subida por el lateral, quien levantó a La Rosaleda. Poco más habría que destacar del primer tiempo, salvo un penalti protestado en el Zaragoza de Cifu. Buen inicio del Málaga, contrarrestado por el gol maño. Se llegaría al descanso con victoria visitante.

En la reanudación, el Málaga comenzaría como en el primer tiempo. Sin embargo, en ésta ocasión, encontraría el premio del gol. Nueva galopada de Juankar, centro raso al área y Renato Santo remata en el segundo palo para poner la igualada en el marcador.

Corría el minuto cincuenta y tres y el Málaga se había metido de lleno en el partido. Desde entonces fue un vendaval al que el Zaragoza no pudo contener. Por banda derecha, izquierda, por el centro….el repertorio del conjunto blanquiazul era ilimitado hasta que Blanco Leschuk remató para conseguir la remontada en el 60′. Ya había conseguido lo más dificil, remontar el partido.

No obstante, Víctor no se conforma con cualquier cosa y continuó espoleando a los suyos para que presionaran y buscaran un tercer gol que diera la ansiada tranquilidad en el partido. Y, tanto daba el cántaro a la fuente, que terminó por caer el tercero.

Nueva entrada por banda, balón rechazada y desde la frontal un tiro seco de Adrián, colocaba el tercero en el luminoso para los de Víctor Sánchez. 3-1 y La Rosaleda gozaba, disfrutaba entre cánticos y olas.

Finalmente, 3-1 en un resultado más que justo. El Málaga buscó el gol y llevarse el partido desde primera hora, aunque se sumiera en un letargo de media hora en el primer tiempo, mientras que el Zaragoza simplemente se limitó a comparecer sobre el verde andaluz.

El Málaga dormirá tercero y pendiente de lo que hagan sus rivales. El Zaragoza tendrá que seguir peleando por su honor en las últimas dos jornadas ligueras.

Artículo hecho por @SergioSpes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *