CRÓNICA: MANCHESTER UNITED 2-1 CHELSEA

REMONTADA DEL UNITED QUE DEJA AL CHELSEA FUERA DE LOS PUESTOS CHAMPIONS

Partido muy intenso y abierto en Old Trafford entre dos grandes de Inglaterra que ahora mismo comparten objetivo en liga, clasificarse para la Champions del próximo año. Ambos conjuntos hicieron algún cambio en sus respectivos once tras la jornada de Champions.

Tan solo 3 minutos tardó en llegar la primera ocasión del partido, en un remate que Morata estrelló en el larguero tras un gran centro al primer toque de Marcos Alonso. Tras igualarse la intensidad de ambos equipos después de los primeros minutos, el partido estuvo marcado por los constantes cambios de dominador del balón en la primera parte. Ambos equipos conseguían encerrar a sus rivales pero no generaban ocasiones.

El primer gol llegó en el único error cometido hasta ese momento por un equipo. El Chelsea realizaba una contra tras un saque de esquina de los locales, que dejaba a William mano a mano con De Gea. No iba a perdonar el brasileño que se encuentra en un gran estado de forma.

Tras el gol, el United dio un pasito más arriba y sólo tardó 8 minutos en empatar. Lukaku conseguía colarse entre la defensa blue dentro del área y marcar el primero de los goles locales. Al descanso se iban a ir los equipos sin que ninguno tuviera alguna ocasión más.

Sin muchas ocasiones, con ambos equipos muy ordenados y sabiendo que hacer en cada momento, Conte y Mourinho iban a tener que realizar algún ajuste para declinar la balanza a su favor, pero sin perder la paciencia.

El partido se reanudaba en la segunda parte de manera similar a lo acontecido en la primera. Los dos equipos seguían sin generar peligro real a sus rivales, pero tampoco sufrían en defensa.

La diferencia estuvo en un jugador, Lukaku, que iba a tirar del carro de los suyos haciendo un despliegue físico increíble. La primera gran ocasión para adelantarse la tuvo el propio belga, realizando una acrobática volea a centro de Alexis que no terminó en gol gracias a una magistral parada de Courtois.

Llegaban los primeros cambios en el partido. Mourinho daba entrada a Lingaard, y más tarde Conte sustituía a Hazard por Pedro. Iba a ser en este apartado donde Mourinho ganase el duelo a Conte.

Minutos después de que saliese del campo Hazard, Lukaku se cambiaba los papeles con Lingaard. El delantero belga ponía un centro medido al joven inglés que remataba de cabeza para batir a Courtois.

Con el marcador de cara, salía a relucir la virtud del Manchester de mantener un resultado, y la carencia en la creación ofensiva del Chelsea sin su estrella. Los visitantes dispondrían de algún acercamiento peligroso, pero de ninguna ocasión real para tratar de rascar un punto en Old Trafford.

Artículo hecho por Miguel Pérez (@miguelperez_32)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *