CRÓNICA: RAYO 2-1 REAL ZARAGOZA

COMO UN RAYO A PRIMERA

El Rayo Vallecano consigue los tres puntos y sigue con la directa puesta hacia primera división frente a un Real Zaragoza que no quiso jugar el balón y cuando lo intentó, la presión rayista impidió que se sintiera cómodo en ningún momento del partido.

El principio del encuentro fue un “toma y daca” tácticos entre dos equipos que se tenían mucho respeto y no querían arriesgar por el miedo de empezar perdiendo el partido. Se arriesgaba poco en los pases y las ocasiones de gol se vieron con cuenta gotas. Cuando cualquier jugador se acercaba con cierto peligro se le paraba con falta.

 

A los 20 minutos del partido Raúl de Tomás tuvo la primera ocasión clara del partido. El madrileño remató una volea que se salió por la derecha de la portería defendida por Cristian Álvarez. Tardó dos minutos en contestar a la primera ocasión de los madrileños. Pombo aprovechó un centro lateral pero su disparo salió alto.

 

La segunda ocasión clara para los locales la tuvo en su cabeza Comesaña quien no aprovechó otro buen centro de Álex Moreno y no dirigió con exactitud el cabezazo.

Al filo del descanso el panda intentó una genialidad. desde la esquina del área buscó el la escuadra de la portería defendida por Alberto pero bloqueó sin mayores complicaciones.

En los siguientes tres minutos de añadido, debido a la necesidad de salir las asistencias para Grippo quien recibió un fortuito cabezazo de Ba, no hubo ninguna ocasión. Ambos equipos firmaban el descanso.

La segunda parte cambió radicalmente. El Rayo Vallecano dio un paso adelante y salió dispuesto a llevarse el partido. Presionó mucho más arriba y jugó de una manera mucho más vertical, mientras que el Real Zaragoza no se sintió cómo en ningún momento del partido, y menos, en la segunda parte.

Aún así, el primer susto de la primera parte la dio Guti, que disparó una volea por arriba del la portería. El partido cambió cuando el Rayo realizó el primer cambio, salió Comesaña por Bebé quien con su frescura volvió loco a Benito.

El primer gol del partido, bueno golazo, llegó a la hora del partido y su autor, como era de esperar, fue Raúl de Tomás. Benito dudó en el despeje y su paso atrás lo aprovechó el delantero quien en el borde del área y con espació disparó un zapatazo imparable para Cristian haciendo el 1-0.

El segundo del partido no se hizo esperar. Trejo aprovechó el regalo de Mikel González, quien estaba haciendo un partido perfecto, y puso el balón en la misma escuadra derecha de la portería del Real Zaragoza.

Trejo tuvo en sus botas el 3-0 definitivo con un disparo cruzado desde fuera del área pero Cristian Álvarez despejó el balón a saque de esquina. 

A tres minutos del final del tiempo reglamentario Papu hizo el 2-1 con un disparo desde fuera del área que Alberto no pudo bloquear y se le metió en la portería con un gran fallo. El balón le bajó de repente y le fue imposible bloquear al guardameta del equipo madrileño.

El partido cumplió las estadísticas que tienen los partidos del Rayo en casa donde suelen marcar dos goles y recibe un gol. También sirvió para demostrar que el Rayo Vallecano es un serio candidato al ascenso directo mientras que el Real Zaragoza, dependiendo los resultados que se den, puede ser eliminado del playoff.

Artículo hecho por Eduardo Melús (@edu_melus).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *