CRÓNICA: RAYO MAJADAHONDA 2-2 REAL ZARAGOZA

JARRO DE AGUA FRÍA EN EL CERRO DEL ESPINO

El Rayo Majadahonda y el Real Zaragoza han disputado un apasionante encuentro pasado por agua. La lluvia y el frío estuvieron presentes durante los 90 minutos en un partido con cuatro goles. 

Ambos equipos iniciaban la segunda vuelta con los mismos puntos. 22 para locales y los mismos para los visitantes, cerca de puestos de descenso, por lo que el juego ofensivo apuntaba a ser protagonista.

La primera parte fue para un Real Zaragoza que presionó muy bien arriba y no permitía a los locales acercarse a la portería de Álvarez. Sin embargo una buena defensa rayista mantenía el empate en el marcador. A los 42 minutos, un contragolpe del equipo majariego terminó dejando a Aitor Ruibal solo ante el peligro, significando el gol en la primera llegada de peligro de su equipo. La primera mitad acababa con el sorprendente resultado de 1-0.

La segunda parte dio comienzo con una de las mejores versiones del Rayo Majadahonda. Los locales atacaron como nunca contra el arco enemigo y a los 63 minutos llegó el segundo gol, por parte de Fede Varela. La grada local, enloquecía bajo la lluvia.

Cuando todo pintaba mejor para el Rayo, que por inercia parecía que estaba cerca del tercero, llegó el gol de los visitantes. Soro recortó distancias y colocaba el 2-1 en el minuto 74. Los nervios se apoderaban de los locales. Solo seis minutos después, un gran disparo de Eguaras daba el tanto del empate para los aragoneses. El Cerro del Espino se quedaba congelado ante lo sucedido, nadie podía creer que los visitantes hubiesen empatado el encuentro en tan poco tiempo. Jarro de agua fría total.

Las ocasiones siguieron llegando para ambos equipos, pero sin llegar a concretarse. Tras solo dos minutos de tiempo añadido, el colegiado señaló el final del encuentro, con reparto de puntos. Los dos conjuntos deberán esperar a los resultados del resto de equipos que luchan por la permanencia para saber en que posición terminarán la jornada.

Artículo hecho por Pablo Prados (@pablo_prapu).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *