CRÓNICA: RCD ESPANYOL 1-0 ATHLETIC CLUB

LA LIGA ES UN DERBI

La racha del Espanyol en el RCDE Stadium: cinco partidos como local, cinco victorias. Los de Rubi están firmando una temporada histórica. La familia espanyolista vive en una fiesta. El éxito ante un Athletic renqueante permite a los catalanes colocarse ¡segundos! de la clasificación. Suman 21 puntos.

El Athletic visitó al RCDE necesitado. En la jornada 11. Estaba a un punto del descenso y la paciencia en el fútbol ya sabemos que es poca, por no decir nula. Berrizo llegaba a Barcelona más que cuestionado porque no ganaba un choque desde la primera jornada. El conjunto vasco salió más tensionado, presionando más y forzando al Espanyol a frenarlo a base de faltas. Pero no había mucho fútbol, el juego era trabado y con exceso de posesión en la zona ancha. No había ocasiones claras por parte de ninguno de los dos equipos. En medio de estos desajustes y de algún que otro bostezo en una noche lluviosa y poco futbolera, el Athletic tuvo que mover el banquillo por la lesión de Yeray. Luis Enrique, en el palco, poco apuntaba. Los futbolistas más destacados eran Mario Hermoso, atento e incisivo, y Mikel Rico, que parecía multiplicarse: estaba en todos los lados.

El encuentro no era entretenido, iban y venían, aunque sin mucha convicción.Pero cuando un equipo está en racha, en un momento dulce, las cosas salen. Todo fluye. Y en unas de las pocas visitas del Espanyol al área de Herrerín marcó Bora Iglesias de cabeza. El Panda ya suma seis tantos. El gol provocó una reacción del Athletic: Williams, desde la derecha, mandó un balón al palo y Raúl García, en la frontal, hizo que Diego López se luciera. Hubo más emoción en los últimos cinco minutos que en el resto de la primera mitad.

En la segunda mitad, el Espanyol salió decidido a exhibirse. Sergi Darder hacía caños con una facilidad pasmosa, para disgusto de San José. Granero milimetraba sus pases. Sergio García cruzó demasiado un balón a puerta vacía tras un genial pase del mallorquín. El RCDE Stadium se levantó para celebrar el gol y tuvo que sentarse frustrado. El Athletic tampoco se cruzó de brazos, no le perdió la cara al encuentro. De Marcos hizo que Diego López volviera a intervenir. El partido se rompió y ganó en ritmo, fútbol y ocasiones. Aduriz también ganó algo de presencia, aunque el rojiblanco más hiriente era Williams. Luis Enrique ya tenía más cosas que anotar en su libreta: el jueves veremos si eran importantes o no. El Espanyol insistía, con rápidos contragolpes. Berizzo dio entrada a su goleador, a Munian, y a Susaeta. Pero poco pudieron hacer. El Espanyol está en racha. Es segundo. El RCDE Stadium es una fiesta.

Artículo hecho por Ivan Falcó (@ivan.falco17)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *