CRÓNICA: REAL BETIS 1-0 SEVILLA FC

“HULIO” SENTENCIA EL DERBI DE SEPTIEMBRE

Noche de derbi andaluz, noche de ilusión, noche para disfrutar y noche de sufrir. El Real Betis afronta la tercera jornada de LaLiga Santander enfrentándose una vez más a su eterno rival, el Sevilla Fútbol Club, esta vez en casa de los verdiblancos. A las nueve menos cuarto de la noche, el colegiado Gil Manzano hace rodar la bola en el Benito Villamarin  y comienza el espectáculo por parte de ambos equipos sevillanos. Comienzan dominando Los de Quique Setién cuya efectividad de pases tiene en vilo a los rojiblancos, lo que crea tensiones que se empiezan a notar con un primer ‘careo’ entre Roque Mesa y William Carvalho con a penas dos minutos de partido. A continuación, los verdiblancos “salen a la carga” y comienzan a buscar el gol siendo principalmente el nipón, Takashi Inui, el encargado de ello sumado a algún que otro intento del canterano Loren pero los de Nervión no se rendían y a partir del minuto 20 de la primera parte supieron como hacerse con el balón.

Los de Machín aprovecharon los huecos y algún que otro fallo de parte de los verdiblancos para llegar a la portería contraria a pesar de que por el momento el peligro creado no llegó a rematar en gol aunque, a decir verdad, hicieron respirar profundo durante varios minutos a toda la grada del Villamarin hasta el minuto 30, cuando el árbitro paró el partido durante unos minutos para hidratación que a pesar de calmar el sofoco de las altas temperaturas, no consiguió parar a las más de 50 mil gargantas que no dejaron de cantar en ningún momento a lo largo del partido.

Se reanuda el juego 3 minutos más tarde y es en el minuto 39 donde tiene lugar el primer gol del encuentro anotado por Canales y anulado de manera polémica por el colegiado Gil Manzano debido a un  fuera de juego del cántabro. Para los verdiblancos, sin embargo, se tradujo en un primer halo de esperanza por que los tres puntos se quedaran en casa. El juego continua y a pesar de los intentos de ambos equipos por alcanzar el gol, se marchan al túnel de vestuarios dejando el marcador en tablas aunque eso sí, con alguna que otra amarilla para ciertos jugadores rojiblancos.

Arranca la segunda mitad y en este caso es el Sevilla el que se muestra más dominante en el campo cortando esa filosofía de juego de toque impuesta por Setién que el cuadro verdiblanco intenta ejecutar; se mantienen en el terreno de juego los jugadores del inicio hasta el minuto 59, en el que Quique Setién realiza su primer cambio retirando a Loren Morón que en el día de hoy no encontró la oportunidad de anotar a pesar de alguna jugada remarcada, y salta al campo Sanabria. Posteriormente, y de igual manera, Machín realiza su primer cambio retirando al Mudo Vázquez, que podría catalogarse como uno de los mejores dentro de la escuadra rojiblanca en el día de hoy, por una de las nuevas incorporaciones del club, Gonalons. Todo parece ir sobre ruedas hasta que las cosas comienzan a complicarse para el Sevilla que en el minuto 64 pierde a uno de sus hombres; Roque Mesa impide el saque del guardameta Pau López que además hace uso de la ‘picardía’ y fuerza la expulsión del mismo ya que el mismo jugador ya había recibido amarilla anteriormente y con esta sumaba la segunda del partido. Una expulsión sin duda polémica, sobre todo desde el punto de vista de los aficionados sevillistas que consideran que la falta debería recaer sobre el portero y no sobre su jugador.

Se produce el segundo cambio en las filas verdiblancas disputándose el minuto 74 del encuentro y se marcha Carvalho, entra Joaquín quien hasta unos días anteriores a disputarse el encuentro era duda para Setién debido a una lesión que sufrió y que se suponía que no había sanado por completo. El cuadro verdiblanco vuelve a coger confianza con el balón y la afición continúa en revolución, todo ello con la llegada del capitán, nuestro capitán y es en el minuto 79 cuando llega el gol a manos de este hombre, del mismo Joaquín Sánchez que con un testarazo gracias a un centro de Mandi al segundo palo, anota el 1-0 e inunda de locura y emoción el Benito Villamarin.  ‘Show Must go on’ es lo que transmiten ambos equipos que no se vienen abajo durante los minutos que quedan y llega el segundo cambio para los de Nervión que comienzan a  gastar sus últimas balas apostando por el cambio de Promes por Kjaer en el minuto 87. Dos minutos más tarde (’89) Bartra se marcha del verde con dolencias en el gemelo y es Sidnei el que lo sustituye poniéndole ganas e ilusión a los pocos minutos de partido que restan. El colegiado decide añadir 6 minutos más al juego debido a las interrupciones en el mismo y es durante el tiempo de descuento cuando se produce la lesión de Gabriel Mercado por una dolencia al parecer en la zona del pecho y se retira del campo con ayuda de la asistencia médica, el árbitro decide añadir un par de minutos más pero el resultado ya está más que ‘cantado’. Una victoria para los verdiblancos que sabe a ilusión tras 12 años sin ganar en casa al eterno rival y que deja con mal sabor de boca a los mismos. Fin de un derbi que deja a ambas aficiones con ganas de que llegue la vuelta y seguir demostrando que este es el derbi más bonito de España.

Artículo hecho por Sara Hamed (@sarahamed99)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *