CRÓNICA: REAL OVIEDO 4-3 RAYO MAJADAHONDA

EL REAL OVIEDO SUEÑA Y DEVUELVE AL RAYO MAJADAHONDA A SEGUNDA B

Locura total en Oviedo y desenlace dramático para el Rayo Majadahonda. El Oviedo remontó un 1-3 en apenas diez minutos y sumó tres puntos que le mantienen vivo en la lucha por el playoff. El Majadahonda consuma su descenso.

Ambos tenían opciones de alcanzar sus objetivos, pero sólo el Rayo parecía creer en ello. Los de Irirondo estaban más enchufados y con ese punto de más que les hacía llegar antes a todos los balones. Aitor avisó a los cuatro minutos y Javi Hernández tuvo que taponar el disparo. Quiso responder el Oviedo con una llegada de Saúl Berjón pero su disparo salió muy flojo a las manos de Ander.

Comenzaba a sumar méritos el conjunto madrileño para adelantarse en el marcador y lo evitó Alfonso Herrero con una buena intervención ante el disparo de Héctor. Ya empezaba a mosquearse la parroquia azul y todo fue en aumento. Folch cometió una falta cerca de la frontal y el ex oviedista Fran Varela se la pidió. Colocó el balón con mimo y lo golpeó para ubicarlo en la escuadra local y hacer justicia a los méritos de su equipo.

Con la ventaja, el Rayo pareció dudar en si mantener la misma presión o comenzar a conservar la ventaja. De todos modos, el Oviedo no era capaz de combinar con criterio y no llegaba al área. El problema para los visitantes es que no fueron capaces de tapar todas las brechas y la fisura la aprovechó Johannesson para cazar un balón suelto y poner el 1-1 cuando el primer tiempo agonizaba y que no hacía justicia a los méritos de ambos equipos.

Pareció salir enrabietado el Oviedo del vestuario y trató de embotellar al Rayo, pero no terminaba de crear ocasiones. Un disparo de Omar Ramos desde la frontal fue lo más peligroso. Los azules reclamaron una caída de Steven en el área, pero el árbitro no quiso saber nada. Ander salvó otro disparo de Omar Ramos y los madrileños parecieron despertar.

Un saque de esquina inocente del Oviedo cambió la decoración. Héctor Hernández ganó a la zaga y cabeceó para mandar al fondo de la red. El rayo volvía a respirar y sentenció poco después. Aitor cazó una contra y batió a Alfonso en su salida.

Con todo perdido, el Oviedo tocó arrebato. Carlos Hernández cazó un balón suelto para acortar distancias a falta de 10 minutos. Y entonces emergió Joselu. Primero remató un centro de Viti para igualar el encuentro y en el último segundo de los cinco minutos de prolongación cazó una contra y volteó el marcador para mantener vivo al equipo.

Artículo hecho por (@Marionasng

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *