CRÓNICA: REAL ZARAGOZA 0-1 SEVILLA ATLÉTICO

SORPRESA EN LA ROMAREDA

Un Sevilla atlético mermado de bajas (hasta diez futbolistas no pudieron jugar) pero con las ideas muy claras de cómo debía jugar el partido para sacar algo positivo. El Real Zaragoza, por su parte, en ningún momento estuvo cómodo en ningún momento del partido no generó prácticamente ocasiones de peligro.

Dos equipos con rachas completamente diferentes -los maños querían conseguir su séptima victoria consecutiva mientras que los andaluces no habían conseguido puntuar en los diez anteriores partidos- se enfrentaban en La Romareda. Si por las estadísticas se trataran, el partido no habría tenido mayor misterio pero esto es lo bonito del fútbol, y más esta segunda división.

Desde el primero momento el filial hispalense se mostró muy seguro de lo que hacía. Cogió las riendas del partido, y jugó a lo que él quería y como él quería. A partir de esta premisa, el Real Zaragoza no supo quitarle el balón y estuvo a su merced en todo momento.

Las pocas veces que los maños tenían el balón no tenía la fluidez que había demostrado tener otros partidos con el tridente de Zapater – Guti – Eguaras, muy bien cubierto por parte de los sevillanos.

De esta manera, el más dispuesto a poner el juego fue Perone, quien no está acostumbrado a sacar el balón y, menos todavía a regatear. Así lo demostró en una de sus internadas por el centro del campo. Perdió un balón en mitad del campo y en la contra, Mena ensayaría lo que, al final de la primera parte sería el único gol -un golazo- del partido. En esta ocasión, el baló se iría por poco a la izquierda de la portería defendida por Cristian Álvarez.

Minutos más tarde, Boutabba puso el nerviosismo generalizado en el estadio municipal que tras el tiro a la cruceta, se escucharon los primeros pitidos. El Real Zaragoza únicamente reaccionó con una acrobática chilena de Pombo que se fue por encima del larguero.

En otra de la “excursiones” que realizó en central Perone, Eguaras se vio obligado a cortar el contragolpe con la consiguiente amarilla que le impedirá jugar el siguiente partido contra la Cultural Leonesa. Tras esta acción, de nuevo Boutabba obligó a estirarse a Cristian Álvarez que despejó su disparo a saque de banda.

Justo al filo del descanso, Mena recibió un pase de un compañero y éste, sin oposición ninguna, condujo el balón a placer hasta prácticamente el borde del área donde se sacó un espectacular disparo a la escuadra del cancerbero argentino quien poco pudo hacer para evitar el 0-1.

Los primeros minutos de la segunda parte, fue un espejismo de la reacción zaragocista. Empezaron dominando el balón y, por consiguiente, el juego pero poco duró.

El equipo sevillista acumulaba jugadores en el borde del área dejando las bandas libres sabiendo que el Real Zaragoza suele jugar por el centro más que por las bandas que las tienen únicamente para la subida de los laterales. Aprovechando estas internadas, los andaluces sabían salir a la contra con mucho peligro y espacios aunque, quizás por su falta de experiencia, no supieron rematar el partido.

Una de las ocasiones de más peligro zaragocista la tuvo en sus botas Buff quien recogió unrechace de Borja Iglesias. La volea del suizo salió desviada a la izquierda del portero.

Tras los primeros cambios del partido -a parte del realizado por el filial en la primera parte por lesión de Marcos- los maños tuvieron otra ocasión donde Toquero remató de tacón un balón manso pero colocado que paró sin mayor complicación el portero sevillista Caro.

Las dos últimas ocasiones claras las tuvo en sus bota Eguaras y Perone a la salida de un córner. El riojano en el borde del área probó suerte pero de nuevo se marchó a la derecha de la portería sevillista. Mientras que el brasileño a la salida de un córner pudo colocar las tablas en el marcador pero su cabezazo se fue por encima del travesaño.

De esta manera, el Real Zaragoza se coloca a un punto de la zona del play off. Mientras que el Sevilla Atlético sigue colista de la segunda división y consiguió su tercera victoria de la temporada. Un dato resañable que nos dejó este partido es que el Real Zaragoza ha sido incapaz de ganar en esta temporada al filial sevillista. En la ida, ambos equipos empataron a dos, mientras que en La Romareda consiguieron unas más que merecida victoria.

Artículo hecho por Eduardo Melús (@edu_melus)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *