CRÓNICA: REAL ZARAGOZA 0-2 AD ALCORCÓN

LA LEY DEL EX

Siempre se ha dicho que un jugador cuando vuelve a su antigua casa llega con más motivación que cualquier otro jugador. Si, además, a esto le sumas que el jugador no cuajó en su media temporada que estuvo jugando (se rompió la cesión entre el Sevilla y el Real Zaragoza en la mitad de temporada), todavía puede llegar con un plus de motivación.

Cuatro minutos fue lo que se tardó en ver un primer gol en La Romareda. Antes, Pep Biel tuvo la primera ocasión con el partido con un disparo desde fuera del área pero Dani Jiménez sacó el balón con una buena mano.

En la siguiente jugada, Silvestre coge el balón en el centro del campo, levanta la cabeza, piensa y realiza un pase perfecto a la espalda de la zaga zaragocista para que Juan Muñoz, posiblemente algo adelantado, marcara el primer gol de la tarde.

Tres minutos más tarde, ocurrió un hecho que también pudo marcar el devenir del encuentro. En una conducción al contragolpe de James, el centrocampista Boateng realizó una durísima entrada al Nigeriano lesionándolo y teniendo que ser sustituido diez minutos más tarde. El colegiado Pérez Pallás decretó que esa falta solamente fuera amarilla.

Los locales reaccionaron al primer golpe del partido y Pombo tuvo una de la ocasiones más claras del partido. De nuevo fue Dani Jiménez, quien realizó una actuación espectacular en la tarde de ayer, quien evitó el empate en el marcador.

Poco más se pudo ver en la primera parte. El Alcorcón se cerró atrás sabiendo que a los maños les cuesta mucho jugar contra equipos que cierran sus líneas. Además, cuando los locales intentaban jugar a fútbol, los alfareros lo paraban con constantes faltas.

Nada más empezar la segunda parte, volvió a avisar el Alcorcón con un disparo de Gavilán pero, primero Cristian y luego el palo, evitaron que la renta fuera mayor. La respuesta la volvió a tener en sus botas Pombo pero, de nuevo se topó con el portero con otra extraordinaria parada.

Si no era el cancerbero era un defensa quien evitaba el 1-1. En esta ocasión, Linares consigue zafarse de Dani Jiménez con un regate pero su remato lo sacó prácticamente bajo palos el Rodas.

La puntilla la volvió a poner Juan Muñoz cuando remató desde el punto de penalti en una contra muy bien llevada a la escuadra izquierda defendida por Cristian. La definición es de Killer total, con una tranquilidad abrumadora y una definición perfecta.

Muy buen partido del Alcorcón que supo en todo momento cómo jugarle al Real Zaragoza y mala suerte la que tuvo el Real Zaragoza a quien la pelota no le quiso entrar en esta ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *