CRÓNICA: SD EIBAR 0-2 FC BARCELONA

EL LÍDER GANA PASÁNDOLO MAL EN IPURÚA

El estadio de Ipurúa acogió en la tarde de este sábado un encuentro precioso entre la SD Eibar y el FC Barcelona. Un partido bonito pese al cruel horario que tiene puesto LaLiga. El líder se llevó los 3 puntos en un encuentro marcado por la polémica, pero con los goles de Suárez y Jordi Alba el Barcelona consiguió una importante victoria.

Mendilibar apostó por el siguiente once para intentar llevarse el encuentro, tras la buena temporada que están haciendo los vascos: Dimitrovic, Peña, Arbilla, Ramis, José Ángel, Orellana, Dani García, Diop, Iniui, Jordán, Kike.

Ernesto Valverde sacó a su once de gala que tan buenos resultados le ha dado esta temporada: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba, Busquets, Iniesta, Rakitic, Paulinho, Messi y Luis Suárez. No se guardó nada pese a jugar el próximo martes ante el Chelsea.

El césped de Ipurúa daba mucha pena, además comenzaba a llover, tal y como decía las predicciones, aunque es cierto que hay huertas mejores conservadas que dicho césped. El estadio estaba prácticamente lleno, la mejor entrada de la temporada. El Eibar comenzó muy bien creando muchas ocasiones de peligro en cancha del Barcelona, que no se sentía nada cómodo ya que no olían nada el balón. Hubo un posible penalty de Busquets, que no señaló el colegiado.

Pero en el 16, a la primera fue a la vencida, recuperación del balón de Messi en el centro del campo, vio a Suárez, le dio una maravillosa asistencia y el uruguayo se plantó frente al guardameta, lo dribló y solo tuvo que chutar para abrir el marcador en Ipurúa, cuando el equipo de Valverde lo estaba pasando muy mal.

El Eibar, 2 minutos después, Orellana desde fuera del área vio a Ter Stegen adelantado, chutó, pero la pelota se estrelló en el larguero. Leo Messi se unió a su calvario y envío por 16ª el balón al travesaño esta temporada. El conjunto vasco siguió atemorizando al líder de la liga con solvencia.

Sin embargo, ya en la segunda parte, los nervios traicionaron a Orellana, que ya tenía amarilla pero protestó una falta de Diop, y el colegiado le enseñó la segunda tarjeta, por lo que el ex del Valencia y Celta se iría a los vestuarios a falta de 25 minutos del final del encuentro. Además, Mendilibar vio amarilla por protestar. Se le estaba complicando y mucho el partido. Mendilibar protestó al colegiado una decisión y Hernández Hernández decidió enseñarle la segunda amarilla al míster vasco, por lo que también se iría a los vestuarios antes de tiempo.
Con 10, el Eibar parecía jugar como si no le hubiera expulsado a nadie, ya que seguían acechando y creando ocasiones peligrosas. Messi tuvo en el 78 una clara ocasión de gol que paró maravillosamente el arquero vasco.

En los últimos minutos, parece que hubo un penalty a Messi que Hernández Hernández no vio. Ya en el 44, un rechace le llegó a Jordi Alba, que, con la derecha puso el misil para dejar sentenciado el encuentro, cuya celebración fue para su hijo recién nacido.

El Barcelona lleva 31 jornadas seguidas sin caer derrotado en liga. Se mantiene líder a falta de que sus perseguidores jueguen su encuentro. El Eibar hizo un partidazo, de lo mejorcito que se ha visto, ha dado la cara ante el líder, pero 2 errores le costaron los 3 puntos. Los vascos siguen luchando en la zona noble de la tabla, y siguen momentáneamente a 1 punto de puestos europeos.

El Eibar visitará Balaídos el próximo sábado a mediodía, mientras que el Barcelona visita Stanford Bridge el martes, en el encuentro de octavos de la Champions League. En liga, recibirá al Girona a última hora de la tarde del sábado.

Artículo hecho por Jordi (@Jorditenerife95)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *