CRÓNICA: SEVILLA FC 2-0 FC BARCELONA

EL SEVILLA DE CASA TUMBA A UN BARÇA PEQUEÑO

Partidazo en Nervión. Se medían los dos equipos más coperos de la última década. Por un lado, el equipo sevillista ha jugado 4 finales en 10 años. Y por el otro bando, FC Barcelona, ganador de las últimas 4 ediciones. Y es que el partido ya comenzó horas antes, cuando el equipo blaugrana dejaba en Barcelona a jugadores como Leo Messi y Sergio Busquets. Añadidos a la lesión de Dembelé y la suplencia de Luis Suarez y Coutinho, hicieron plantear un partido muy peligroso para los de Valverde. Y así fue.

Primera parte con dos versiones diferentes. Los primeros 25 minutos de partido, un tostón. Mucho respeto entre ambos equipos, muy cerrados, y 0 ocasiones de gol. Sólo destacar unos buenos primeros minutos del nuevo fichaje Prince Boateng, que mientras el ritmo del partido fue lento, retenía la pelota y jugaba con sentido en ataque. Fue a partir de la media hora de juego cuando el Sevilla se empezó a dar cuenta de que era la noche. Un barça tan mermado no se encuentra todos los días y el equipo sevillista fue a por el partido y tuvo varias ocasiones. Una de Ben Yedder muy clara delante de Cillesen, que no logró definir y la pelota se topó con el cancerbero. No obstante, rozando el descanso, la oportunidad más clara del equipo visitante la tuvo Malcom, que sólo delante de Juan Soriano, lo regateó pero mandó el balón fuera.

Jugadores a vestuario y fue en el segundo tiempo cuando el equipo de Machín salió decidido a poner una marcha más. Y fue en uno de esos ataques sevillistas, cuando un centro por la banda izquierda llegó a los pies de Pablo Sarabia y puso el 1-0 en el marcador. Fue entonces cuando Valverde movió fichas, e introdujo a Suarez y Coutinho para dar verticalidad y frescura al ataque. Pero poco pudieron hacer. El equipo rojiblanco se defendía muy bien y se sentía a gusto esperando la contra. El Barça tocaba y tocaba, pero en un robo de balón en el centro del campo con una salida al contragolpe de manual, obra de André Silva, la pelota llegó a Ever Banega al vértice del área, que con un centro-chut llegó la pelota a placer a Ben Yedder para que hiciera el 2-0 en el luminoso y el delirio en las gradas del Pizjuán.

Así pues, 2-0. Hay eliminatoria. En la vuelta el Sevilla necesitará dar una buena versión para pasar. El Barça necesitará la mejor.

Artículo hecho por Pablo Carmona (@PabloCarmonaFt)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *