CRÓNICA: SPORTING DE GIJÓN 2-0 SD EIBAR

COPA AMARGA

El Éibar está viviendo una buena pesadilla de Halloween, tres partidos consecutivos sin conocer la victoria y dos sin ver portería. El último partido, el de copa, contra un equipo de segunda división.

El Sporting de Gijón se gustó ante los armeros y pudieron irse a casa con una buena victoria que les da una ventaja para la vuelta demasiada grande para un rival que tiene urgencias en el torneo doméstico.

El equipo de Mendilibar hizo un catastrófico partido difícil para levantar, teniendo en cuenta que en la liga no pueden relajarse mucho más porque podrían entrar en verdaderos problemas para salvar la categoría a la larga.

Los goles del Sporting llegaron en el segundo tiempo. El primer revés dado por Djurdjevic dejó a los blaugranas fríos, tanto fue así que no causaron verdadero peligro. Parecía que los de Mendilibar se conformaban con perder por un gol, pero casi al final del partido eso fue imposible.

Casi al llegar al descuento, Neftali hizo el segundo gol para los gijoneses. El equipo vasco quedó muy hundido, sumado a las malas sensaciones que dejaron en liga ante el Celta. Aunque lo más preocupante es la falta de gol en 180 minutos de juego realizado.

O espabilan, o la sombra de la destitución sobre Mendilibar seguirá danzando. No obstante, lo más peligroso es la sombra de una temporada larga y amarga para un equipo modesto que no puede permitirse esos tropiezos como sí pueden tomárselo los grandes.

 

Artículo hecho por Antonio S. (@ElRinconDelArs)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *