CRÓNICA: URUGUAY 3-0 RUSIA

URUGUAY ASUSTA

Un recital de Uruguay en los primeros veinticinco minutos son suficientes para golear a una Rusia que miraba más a octavos.

A base de picotazos venenosos ha derrotado Uruguay, bicampeona del mundo, a una Rusia que tenía la cabeza más puesta en las rondas K.O. próximas que en el partido de hoy.

Desde el principio, el combinado de Tabárez ha buscado con más ahínco y con la posesión de la pelota el área rusa. A los diez minutos, de falta directa, Luis Suárez metía un golazo, tras conseguir pegar el balón cerquita de la cepa izquierda de Ígor Akinfeev, que no pudo hacer nada en su estirada. Uruguay estaba jugando un fútbol directo, preciso y ordenado, buscando el área desde la posesión de la pelota.

Pese a que Rusia tuvo alguna ocasión para acercarse en el marcador, un disparo desde fuera del área de Diego Laxalt, que hoy jugaría reconvertido en el lateral izquierdo, rebotó contra Denis Chéryshev y desviaría el balón hacia portería, a la que no iba desde un principio.

Smolnikov, que hoy salía para dar descanso al brasileño nacionalizado ruso, Mário Fernandes, vería una segunda amarilla por una entrada a destiempo sobre Laxalt que provocaría su expulsión en el minuto 36. Obligado Stanislav Cherchesov a cubrir el lateral derecho, sacó precisamente al propio Mário Fernandes al campo, en detrimento de Denis Chéryshev, que, como hemos dicho anteriormente, fue el autor del segundo gol de Uruguay, en propia meta, tras anotar tres goles en la portería correcta en los dos partidos anteriores, siendo el mejor jugador del combinado ex soviético hasta hoy.

En la segunda parte, Uruguay se relajaría más en su juego, intentando controlar más el partido desde la defensa que buscando el tercero. Cavani buscaba con ahínco meter su primer gol en este Mundial, y tras una buena asistencia de Suárez de primeras, y una jugada individual después, en la que se marcharía de tres jugadores, no conseguiría ver puerta. Minutos después vería recompensado su esfuerzo, con un gol en el último minuto del tiempo reglamentario: córner botado que Godín remataría de cabeza y que, tras un rechace del portero del CSKA de Moscú, el bueno de Edinson conseguiría meter dentro.

Goleada de Uruguay, aunque bien es cierto que uno de los goles llegó de falta y el otro por un infortunio de Chéryshev al rebotar el balón en su pierna. Sin embargo, la anfitriona deja ciertas carencias que no se habían visto hasta ahora, sobre todo en su defensa. Otra vez sumando los charrúas tres puntos, siendo junto a Croacia una de las únicas dos selecciones que aún no han encajado gol en este Mundial.

En octavos de final los celestes se enfrentarán a la Portugal de Cristiano Ronaldo, mientras que los anfitriones se enfrentarán a España, campeona en 2010 en Sudáfrica, pero que ha dejado muchos peros en sus últimos dos partidos.

Artículo hecho por Matías González Márquez (@matiasglez3).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *