CRÓNICA: VILLARREAL CF 4-4 FC BARCELONA

EMPATE CON SABOR A VICTORIA

Partido loco anoche en el Estadio de la Cerámica entre Villarreal y Barça donde cualquiera pudo llevarse la victoria en cualquier momento, pero terminó en tablas de manera “in extremis”.

Valverde apostó por unas rotaciones controladas teniendo en cuenta el calendario que le espera al equipo y entraron Umtiti, Arturo Vidal y Malcom en el once en sustitución de Piqué, Rakitic y Messi, cosa que no le fue mal en el inicio del partido. En sólo 16 minutos, el equipo culé ya ganaba 0 a 2. Primero marcó Coutinho a puerta vacía tras una asistencia de Malcom y el mismo brasileño, que respondió de buena manera a la confianza de su entrenador, también remató de cabeza a gol una gran asistencia de Arturo Vidal desde la banda derecha.

Pero el Villarreal, en una situación delicada en la clasificación y pese a las bajas, no se rindió. Aprovechó la lentitud de la defensa culé con unos desacertados Umtiti y Lenglet atrás, para remontar magistralmente el partido.

En el minuto 23, Samu Chukwueze volvió loca a la defensa culé y tras estrellar el balón al palo, remató a gol sin que Ter Stegen pudiera hacer nada para evitarlo. Ya en la segunda mitad, Ekambi hizo una maravillosa jugada por la banda derecha y sin ángulo a portería y engañando a todo el mundo que esperaba un centro, batió de nuevo a un descolocado Ter Stegen. Casi Inmediatamente después, Morlanes cruza un balón desde el centro del campo, que despista a toda la defensa culé y deja sólo a Iborra, que no se lo piensa dos veces antes de batir a Ter Stegen. El gol se revisó en el VAR, que determinó que no había fuera de juego del jugador del Villarreal.

En ese momento entró Messi al rescate, sustituyendo a Coutinho e inmediatamente después, también entraron Rakitic y Aleñá para intentar darle la vuelta al marcador, en un partido que se había complicado mucho para los intereses culés. El Villarreal aún podría haber aumentado el marcador antes de tiempo pero Ter Stegen, a pesar de haber encajado 4 goles, estuvo providencial. Pero en el minuto 80, Carlos Bacca pondría el 4 a 2 en el marcador tras quedarse sólo ante el portero azulgrana y sortear su salida, con un gol que parecía ser la sentencia al partido.

Pero los dos monstruos atacantes del Barcelona aún no habían dejado su sello en el partido y lo lograron en el tiempo añadido, aprovechando también que el defensa del Villarreal, Álvaro se equivocó de manera muy grosera para su equipo al dejarles con 10, tras una falta inútil sobre Luis Suárez en el centro del campo.

Leo Messi aprovechó en el minuto 90 una falta en la frontal del área, que le habían hecho a él mismo para recortar distancias en el marcador, clavando gol en la misma escuadra de Sergio Asenjo. Finalmente, su amigo Luis Suárez aprovechó un rechace de la defensa amarilla, tras un córner, para batir a Asenjo con una gran volea con su pierna izquierda desde la frontal del área., fue la última jugada del partido y ya no hubo tiempo para más.

4-4, tras un partido loco, que deja al Villarreal con mal sabor de boca por lo que pudo haber conseguido y resultado también, que sirve de toque de atención al Barça para ver qué pasa cuando los futbolistas bajan un pistón y se creen que el partido ya está ganado.

Artículo hecho por Meri (@Mtenas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *