¿QUÉ HACER DESPUÉS DE LO DE VALLECAS?

Pues sí, desde que el CD Tenerife empezó a sumar puntos empujado por el efecto Joseba, vimos cómo algunos periodistas deportivos (yo escucho la SER, para dar alguna pista), sacaron la calculadora y empezaron a soñar, …y a contarnos sus sueños. Desde ese momento escribimos que eso era el “cuento de la lechera”, porque el camino que había que recorrer era muy difícil, y lo más probable es que la cántara se nos fuera al suelo. Y así fue, pero no vamos a empezar con la tontería de “te lo dije”, porque eso no nos lleva a ninguna parte, sino que vamos a intentar explicar nuestra opinión acerca de lo que deberíamos  hacer ahora, una vez que la leche se ha derramado y nuestros sueños se han ido al garete. 

Lo primero, además de disputar con toda intensidad los partidos que nos restan, es pensar qué probabilidades tenemos de cambiar a algunos directivos, para ver si le damos un giro a la nave blanquiazul, pero el club es una sociedad anónima y dependemos de la voluntad de otros. Además, creo que el presidente no está para jaleos por asuntos personales en los que no voy a entrar, y supongo que no va a hacer cambios, pero desde aquí, modestamente, le vamos a sugerir algunos:

-Serrano ha cumplido una etapa. Reconocemos que desde que entraron en esto del fútbol los “representantes”, la cosa se ha complicado mucho. Parece que él tiene sus contactos, pero opinamos que hace falta un cambio en la dirección técnica, …sin tocar a Joseba, de quien pensamos que sería fundamental para afrontar la nueva temporada. 

-Se rumorea que Rodríguez  Zaragoza no continúa. Pues nada, un problema que nos ahorramos, porque desde el principio pensábamos que al veterano político de CC no le habían hecho ningún favor con el cambio de cargo. Tampoco entendemos que se vincule tan estrechamente un club de fútbol a un partido político, extremo que observamos también con el nombramiento del Sr. Medina para la presidencia de la fundación Javier Pérez. Estas cosas no suelen terminar bien.

-Respecto a la plantilla, es preciso estudiar qué jugadores quieren quedarse y cuáles se van a quedar . Vamos a dar algunas ideas, que, quizás no valgan nada, pero tampoco las cobramos:

-La portería está bien defendida, aunque en los goles segundo y tercero de Vallecas se pudo hacer algo más, pero estamos en un equipo  de media tabla, …y es lo que hay.

-La línea defensiva precisa un análisis en cuanto al juego de los centrales, porque el equipo encaja muchos goles, sobre todo a balón parado y,  con frecuencia, el centro de la defensa se ve desbordado. También eso hay que estudiarlo, porque Carlos Ruiz tiene su edad, Aveldaño sus limitaciones y Jorge Sáenz, …a ver si organiza sus miedos y se destapa de una vez. 

-En el centro del campo, si pudiéramos quedarnos con Milla y Acosta, tendríamos parte del trabajo hecho. De Vitolo ya hemos dicho varias veces que es un buen profesional pero no es un jugador para un partido completo, y creemos que Aitor Sanz también está en la misma onda. Aquí podemos incluir a Suso, a quien reconocemos su entrega, pero los años pasan, y él también lo sabe. En el mismo esquema incluimos a Tayron, que no ha dado el rendimiento esperado.

-En la delantera, proponemos prescindir de Malbasic y ver qué le ocurre a Juan Villar, porque ha tenido la desgracia de sufrir múltiples lesiones y ese problema hay que considerarlo también. Seguramente Longo se irá, por lo que nos quedan Mula, Casadesús, Montañés y JC Real. Es decir, nos quedamos sin un delantero nato y, además,  se acerca una negociación compleja en la que habrá que estudiar con lupa cada contrato de los que se quedan.

-Dicho todo esto, creemos que es fundamental, de una vez por todas, fijarse en la cantera, apoyar la cantera e invertir en la cantera, poniendo medios y los mejores equipos técnicos en cada equipo. Hemos vivido demasiado tiempo de espaldas a nuestros jugadores y así no salen los valores que necesitamos. Insistimos en la necesidad de invertir en recursos humanos que nos garanticen un buen trabajo y una buena coordinación. Para todo ello, es necesario acondicionar debidamente los campos de entrenamiento y cuidar también el rendimiento educativo de nuestros jóvenes canteranos.

Respecto a la  próxima temporada, proponemos fijar el listón solo en jugar bien, en hacer buen fútbol, nada de promociones ni ascensos. Meta a meta, partido a partido. Si el equipo juega bien, los resultados llegan, la afición estará contenta y, si vienen otras metas, se afrontarán cuando estemos ahí. Si tenemos las infraestructuras adecuadas podremos dar respuesta a cada situación. 

A ver si de una vez dejamos de soñar como la lechera, y vivimos de realidades.  Y si no subimos, no pasa nada. Lo que no podemos es generar ilusiones y quedarnos como ahora, en tierra de nadie,  y con la calculadora en la mano. 

Artículo hecho por Rafael Lorenzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *