REAL BETIS: REPASO TEMPORADA 17/18

EUROBETIS

Ya pasada la campaña y con una pretemporada a la vuelta de la esquina, volvemos a mirar atrás para hacer un repaso a la temporada 17/18.

Sin duda, el Betis ha vivido una temporada que ha superado las expectativas de lxs béticxs. La afición ha podido ver la progresión de un Betis que logró aferrarse a una sexta plaza que le dio el pase directo a la UEFA Europa League. Pudo haber optado a una quinta plaza, de hecho, la tuvo al alcance de los dedos pero no pudo ser. Aún así, pocas críticas pueden sacarse de este Betis.

Quique Setién, junto con la ayuda de Serra Ferrer, ha logrado traer un ánimo que no planeaba por Heliópolis desde hace cinco temporadas y formar un equipo fuerte y consolidado, con carácter y concienciado de que lo único válido es ganar o, en su defecto, luchar y caer con la cabeza alta. Les han dando a la cantera el valor que merecen, poniendo confianza en la sangre nueva.

Bartra ha supuesto un antes y un después en el equipo, pues aportó una notoria calidad y seguridad al juego desde su llegada, haciéndose un hueco en la titularidad y ganándose un aprobado por parte del beticismo. Otros nombres propios que merecen una mención por haber cargado con el equipo a sus espaldas más de una vez son los de Loren, Fabián, Joaquín, Adán o Sergio León. Invita al optimismo que haya más de un nombre a resaltar esta temporada, pues no está bien depender de una sola persona para llevar un equipo, esto llega a pensar en Rubén Castro, aquel que ha cogido las riendas del equipo tantísimas veces desde su llegada a la entidad verdiblanca, ha pasado desapercibido tras su aventura en el Guizhou CF chino, aún así, con sus pocas ocasiones para jugar, Rubén demostró ganas cada vez que pisaba el verde, pudo disputar el último partido de la temporada pero no logró reencontrase con el gol, por lo que no ha podido superar el récord que le quedaba por cumplir, superar a Rincón como máximo goleador de primera, el canario se queda a dos goles de este logro. Aún así, nadie puede rebatirle el mérito de haber batido los demás y quedarse tan cerca de este, sin lugar a dudas, el ariete se ha ganado año tras año su merecido lugar en la historia de la entidad.

Aún sigue habiendo taras que deben ser pulidas, como el confiarse cuando estén cerca de cumplir un objetivo, nada está claro hasta que no esté matemáticamente logrado, o como bajar los brazos y relajarse cuando ya lo has conseguido, mientras haya partidos, queda lucha. De todas formas, me alegra personalmente tener pocas cosas negativas para resaltar, echaba de menos salir contenta de una temporada y con ansias de la siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *