RESUMEN TEMPORADA CD NUMANCIA

FINAL DE UNA TEMPORADA NO APTA PARA CARDÍACOS

El choque de este domingo que enfrentaba a sorianos y amarillos sirvió para echar el telón a una horrorosa temporada que debe de ser borrada de la memoria de los aficionados numantinos cuanto antes.

La temporada comenzó con unas expectativas enormes teniendo en cuenta la hazaña histórica lograda el anterior ejercicio, cuando los jugadores de Jagoba Arrasate consiguieron llegar a la final del play off, perdiendo contra el Valladolid.

La labor del director deportivo era sencilla, mantener el esquema base del equipo y mejorar las posiciones que peor rendimiento hubieran desempeñado. Más allá del pobre rastreo que hizo César Palacios del mercado, los jugadores que llegaron fueron el preludio de la situación que se encontró este año la ciudad de Soria.

Se marchó traspasado al Levante el mejor jugador del Numancia, Aitor Fernández. Su sustituto fue el canterano del Villarreal, Juan Carlos. En este relevo salió perdiendo la entidad numantina. Los números avalaban a Aitor y la mala actitud generalizada del equipo rojillo acabó afectando al meta ex del Oviedo.

La temporada no pudo ir a peor, los flojos refuerzos que llegaron en verano no daban la talla y pocos fueron los seguidores sorianos que se atrevían a garantizar la permanencia.

Los resultados paupérrimos de las jornadas iniciales y la dificultad de los numantinos para puntuar lejos de su feudo fueron los principales motivos por los que el equipo tuvo que esperar tanto para sellar la salvación.

Hasta invierno no llegaron los refuerzos que dieron parte de la salvación a los rojillos. David Rodríguez, Derik Osede y Gus Ledes fueron los más destacados, estos vinieron de la mano de Ganea que dejó en Soria unas sensaciones por debajo de las esperadas.

Una única victoria lejos de casa en todo el ejercicio 18-19 perjudicó seriamente a los de López Garai que coquetearon en serias ocasiones con los puestos de descenso sin llegar a entrar en ellos del todo.

Al final se logró la salvación en la Romareda, escenario sagrado para los sorianos debido a la consecución de la clasificación a la final del play off de ascenso que acabaría perdiendo contra el Valladolid.

Se suele decir que el fútbol es justo, esta es una de estas ocasiones. El problema de este Numancia no eran los jugadores, el motivo que llevó al Numancia a la situación vivida este año fue el entrenador y la poca autocrítica de este a la vez que la mala gestión de la directiva en el área técnica.

Artículo hecho por Iván Pardo Pérez (@IvnPardoPrez1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *