RESUMEN TEMPORADA 2017/2018: CÓRDOBA CF

HISTÓRICO

La temporada del Córdoba C.F. ha acabado con final feliz gracias a la salvación en casa frente al Sporting en la última jornada y tras conseguir una machada histórica: remontar 14 puntos a falta de 15 jornadas. En medio de la temporada hubo un punto de inflexión: el cambio de propiedad, por tanto la temporada ha tenido un antes y un después para el conjunto blanquiverde.

El Córdoba venía de salvarse en la penúltima jornada la temporada pasada con Carrión al frente y el nuevo presidente Carlos González hijo -su padre Carlos González seguiría siendo el máximo propietario y el que realizaba todo tipo de movimiento- decidió darle el mando del primer equipo. Se confeccionó un equipo a la baja, cedidos, libres o pagando traspasos por jugadores que no rendirían y dándole la baja a jugadores de alto peso en el equipo como es el caso del capitán Deivid. El Córdoba comenzaba la temporada -tras una buena pretemporada 8 de 8 en sus partidos disputados- en casa frente al Cádiz y primera derrota. La buena pretemporada ante equipos pequeños no podía tapar la mala planificación y la afición comenzaría a pedir explicaciones y esto sumado a las duras declaraciones del presidente donde “los abonados del Córdoba son clientes y si pagan un paquete básico no pueden exigir paquete premium”. Durante las ocho primeras jornadas el equipo entraría en descenso y saldría de él hasta que entró en la jornada 9 y todo iría cuesta abajo. Una nueva derrota del equipo en la jornada 10 haría el despido de Luis Carrión -algo que la grada pedía a voces, aunque otros querían mantenerlo por su cariño hacía él- era el cambio necesario, tras esto llegaría Juan Merino. Un entrenador defensivo y que no caló en el vestuario cordobesista, se notaba que los jugadores no creían en su entrenador. Merino no consiguió ninguna victoria con el conjunto cordobesista y tras alcanzar la última posición es despedido. Llegaría Jorge Romero -entrenador del filial por aquel entonces-. Un entrenador sin experiencia, la grada veía este movimiento como el de dejar morir a su equipo y no hacer nada por él. Entonces comenzaría la guerra total entre la propiedad y la afición. Manifestaciones, huelgas de animación, estadio casi vacío, cadenas humanas tuvieron por fin su recompensa. el 20 de diciembre, la última jornada de 2017, Jesús León junto Luis Oliver llegarían a un acuerdo para la compra del Córdoba C.F.. Fue un noche de fiesta y es como si los jugadores también lo necesitasen, ya que derrotaron por un contundente 5-0 al Reus. Comenzaría el nuevo año y el sueño volvió a hacerse pesadilla. Carlos González hijo en una reunión de firma de cambio de propiedad con Jesús León se levanta “enfadado” y no firma. El cordobesismo se teme lo peor, Luis Oliver y Jesús León dieron rueda de prensa comentando ” que ellos seguirían haciendo todo lo posible para comprar y salvar al equipo, pero cada día que pasa era un día menos para hacer fichajes”. Finalmente, el 19 de enero de 2018 Jesús León compra el 98,7% de las acciones del club a razón de 10,5 millones de euros. Este día sería el punto de inflexión.

Desde entonces, Luis Oliver junto a López Ramos se encargarían de la planificación de la plantilla, trayendo jugadores ilusionantes como Reyes, Aythami y Narváez junto a Jesús Valentín, Ále Quintanilla, Quim Araujo, Montelongo, Bambock, Jauregi y la vuelta del cedido Quiles y dando la baja a Pinillos, Markovic, Joao Afonso, Jona, Caballero y Jaime Romero. La nueva propiedad siguió confiando en Jorge Romero, pero tras la dura derrota en Tenerife (5-1) vieron que era necesario un cambio por un entrenador con más experiencia y llegó José Ramón Sandoval. El madrileño tendría un mal debut en casa frente al Granada cayendo 2-1, la afición ya pensaba que era prácticamente imposible, tras alcanzar 14 puntos de desventaja con respecto a la salvación, pero a la semana siguiente hubo otro punto de inflexión. En casa frente al Valladolid, perdían 0-1, penalti a favor de los pucelanos, Pawel Kieszek detiene el penalti, en el rechace expulsión de Luismi y remontada del Córdoba por 2-1. Desde entonces Sandoval y los jugadores se lo creyeron y formaron una gran familia entre cuerpo técnico – afición – directiva – jugadores y entre todos remarían en la misma dirección. El Córdoba conseguiría cinco partidos sin conocer la derrota con cuatro victorias y un empate. El club lanzaba promociones de entradas a un euro y el estadio se llenaba domingo tras domingo. Cada vez quedaba menos partidos y el margen de error era menor, entonces llegaría la injusta derrota -fuera de juego inexistente que fuese supuesto el empate- en León y la derrota en casa frente al Huesca que dejaría al Córdoba a cuatro puntos de la salvación quedando doce por disputarse. El Córdoba ganaría en Vallecas contra todo pronóstico, al Almería en casa y en Reus, tres de tres y el Córdoba salía del descenso tras 31 jornadas inmerso en él. En la última jornada se recibía al Sporting, El Nuevo Arcángel se vestía de gala y el equipo no defraudaba y no hizo falta mirar otros partidos, 3-0, victoria y SALVADOS, la afición, jugadores, cuerpo técnico y directiva lo celebraban mientras sonaba “Libre” a toda voz en El Nuevo Arcángel.

El Córdoba había conseguido algo histórico. Desde aquí un servidor y socio del Córdoba quiere agradecer a la nueva propiedad, a los jugadores y cuerpo técnico su compromiso y sus ganas de querer hacerlo posible. Ahora a planificar e intentar llevar al Córdoba donde merece.

Artículo hecho por (@jlsanchez3) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *