RESUMEN TEMPORADA DEL GETAFE CF

LIGA CASI PERFECTA, LA COPA…

Una temporada llena de alegrías deja al Getafe como uno de los equipos más duros de pelar de la máxima categoría de nuestro fútbol.

Se puede decir más alto pero no más claro: El Getafe es de Primera División. Con todas las letras. El club azulón ha hecho una de las mejores temporadas de su historia, consolidando las bases de un proyecto que partió de la mano de la dupla de oro de Ángel Torres: Ramón Planes y José Bordalás. Entre los dos reformaron un equipo con fichajes de gran acierto, que han sido claves e indiscutibles en un equipo que ha sorprendido a propios y extraños esta temporada.

Al Geta este año sólo se le puede aplaudir. Con un equipo humilde ha hecho una temporada de ensueño, con un juego aguerrido, un estilo propio, con una sólida defensa muy difícil de penetrar, así como un ataque vertiginoso y eficaz, capaz de hilar jugadas de peligro desde la nada. Se puede decir sin miedo ninguno a equivocarse, que los de Bordalás no han sido rival pequeño para ninguno de los diecinueve equipos restantes que componen la Primera División.

Con decir que esta octava posición conseguida ha sido la segunda mejor posición histórica liguera de los del sur de Madrid en sus trece años en la máxima categoría, ya habla muy bien de todo lo que ha logrado un equipo que, no se nos olvide, era un recién ascendido esta campaña. Doblete de victorias ante el Valencia de Marcelino, una goleada en el Coliseum ante el Villarreal por 4-0 o salir puntuando del Camp Nou han sido el mayor premio para un equipo que hasta la jornada 37 tuvo opciones reales de jugar en Europa después del Mundial de Rusia. La clave para haberse quedado a las puertas de jugar competiciones UEFA ha estado en los lanzamientos desde el punto fatídico: desde los once metros, o dicho de otra manera, los penaltis. “¡Malditos penaltis!”, habrán maldecido en varias ocasiones los aficionados azulones. De las doce penas máximas de las que han dispuesto los azulones, siete no han terminado en gol. Un dato que magnifica más si cabe el mérito de los getafenses, pues habiendo fallado tantos penaltis y haber terminado a tres puntos de ese ansiado séptimo puesto, le da todavía más prestigio a esta plantilla. Poniéndonos a mirar cuántos puntos han perdido (o dejado de ganar) por no haber convertido estos lanzamientos, se nos queda cara de susto: ¡Diez puntos! No han sido goles que podían haber engordado el marcador en victorias contundentes de color azul, no. Estos penaltis, habrían sido la llave para entrar en la añorada Europa League, esa competición que, con el nombre de Copa de la UEFA por aquel entonces, hizo vibrar de emoción y llorar de rabia a esta población madrileña de casi 180.000 habitantes. Si el Getafe ha terminado con 55 puntos, esos diez puntos le habrían terminado por llevar a la quinta posición, con cuatro puntos de ventaja sobre el Villarreal, habiendo sido así su mejor clasificación en toda la historia de LaLiga y terminando por detrás sólo de cuatro grandes: F.C. Barcelona, Atlético de Madrid, Real Madrid y Sevilla F.C. Probablemente el submarino amarillo y los dos conjuntos sevillanos habrían apretado más si el Geta hubiera conseguido, por ejemplo, cinco puntos más de esos diez que le han quitado los penaltis. Pero se antoja bastante complicado que con 60 no hubieran conseguido una de esas gloriosas plazas del cielo. Así que sí, esos penaltis errados por los Jorge Molina, Fajr o Antunes han evitado seguir haciendo más mágico este cuento de hadas que se lleva viviendo desde 2004, con el primer ascenso a Primera en el Heliodoro Rodríguez López de Tenerife. El ‘casi’ de las penas máximas evitó que fuera una temporada liguera perfecta.

En tres pilares fundamentales podemos apoyarnos para resumir esta gloriosa temporada del equipo revelación, junto al Girona de Pablo Machín: Djené Dakonam, Ángel Rodríguez y Vicente Guaita. El central togolés, que debutaba en Primera esta temporada se ha ganado los aplausos de los grandes titanes de nuestro fútbol. Un central rápido al corte y con un físico envidiable como el suyo han permitido que al Getafe solo le anotaran más de dos goles en un partido en toda LaLiga: en el del Bernabéu, donde perdieron 3-1. Ángel Rodríguez y sus trece goles, transformados en un porrón de puntos han hecho soñar al Getafe con algo más que la salvación, supuesto objetivo primordial del Geta a principios de temporada. El canario, jugador técnico, de buen golpeo de balón y capaz de crear espacios donde pocos los ven, ha conseguido la segunda mejor cifra de un jugador del Getafe en Primera División, igualando la cifra de 13 goles de Roberto Soldado en la temporada 2008-2009 y siendo superada sólo por los 16 goles del propio jugador valenciano en la temporada siguiente. Números de verdadero ‘killer’, que hacen mazo de complicada la posibilidad de que el Getafe pueda mantenerlo otra temporada más, con Sevilla, Villarreal o Valencia al acecho. Guaita es el jugador que completa este trío de héroes. Sus paradas de bella factura, sus imponentes reflejos y su enorme agilidad han permitido que el Geta termine como tercer equipo menos goleado de LaLiga Santander, con 33 goles, solo superado por el Barça y el Atleti. El portero ex valencianista ha sido hoy anunciado por el Crystal Palace como nuevo fichaje de cara al próximo curso para los ‘eagles’.

No podemos desmerecer el enorme trabajo de otros jugadores como Cala (que se marcó en febrero a China); Fajr, reconvertido al medio por escasez de efectivos; Bergara, que hizo una primera parte de temporada bestial (solo las lesiones le impidieron jugar más); Arambarri, un pulmón incansable en el el círculo central o Jorge Molina y su ímpetu en cualquier jugada ofensiva que sirvieron para ayudar muy de cerca a completar este temporadón.

Si queremos ampliar la temporada con la Copa del Rey, ahí sí que encontramos un claro punto negativo. Con los suplentes en ambos partidos de dieciseisavos, nada se pudo hacer por evitar que un Alavés muy copero estas dos últimas temporadas les pasara por encima con un 4-0 global en la eliminatoria.

La mejor de las noticias ha llegado con la reciente renovación del capitán del barco. El alicantino José Bordalás renovó hasta 2020, dos temporadas más para seguir haciendo soñar a la parroquia azulona. Ángel Torres se pronunció hace unos días anunciando que está muy cerca la adquisición de Bergara por dos años, así como un acuerdo con Arambarri para seguir un año más, con una mayor cláusula a su vez. También hizo oficial la incorporación de jugadores como Leandro Chichizola en la portería, el mexicano Oswaldo Alanís o la recuperación de Robert Ibáñez, cedido en Osasuna en la pasada mitad de temporada. Y, añadiendo el bombazo del fichaje de Jaime Mata, Pichichi de Segunda División con el Valladolid en la Liga regular con 33 goles (más que nadie en la temporada regular desde que la Segunda está formada por 22 clubes).

Como dato curioso, añadir también que con la victoria en La Rosaleda en la última jornada, el club del sur de Madrid ha superado al Elche y se coloca 24º en la clasificación histórica de LaLiga Santander, convirtiendo así al Geta en uno de los mejores clubes españoles de este siglo.

Sin duda, hay verdaderos motivos para que ese intenso azul siga estando de moda…

Artículo hecho por Matías González Márquez (@matiasglez3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *