RESUMEN TEMPORADA LEVANTE UD 2017/2018

EL CAMBIO FUE LA CLAVE

Tras un estupendo arranque de temporada, con el culmen del golazo de Chema ante la Real Sociedad, el grupo comenzó a caer en picado, donde jornada tras jornada los jugadores no aportaban nada nuevo, y los resultados siempre eran iguales. Con un entrenador que no asumía responsabilidades, y una plaga de lesiones, que llegó hasta la era de Paco  López, que comenzó con la lesión de Álex Alegría, intocable en los primeros partidos, hasta Toño García, que pasó de la titularidad al más completo ostracismo con Antonio Luna en su carril.

Con la semana de los 3 partidos seguidos, y tras varios meses sin ganar, Muñiz se jugaba su cuello, y tenía fácil conseguir quedarse en el banquillo, 3 de 9 puntos le habrían bastado para ello; En Mendizorroza el equipo salió con el autobús, y al final los babazorros marcaron en el último suspiro; Contra el Betis, Quique Setién dio un recital de contraataque, que la defensa adelantada de Muñiz no pudo evitar; Contra el Espanyol, el equipo jugó con mayor soltura que en los demás partidos, pero Baptistao en el último minuto, también, consiguió rascar un puntito para los pericos, y se llevó el cuello de Muñiz con él.

Tras él llegó Paco López, hasta entonces entrenador del filial, y el Levante comenzaría una de sus mejores rachas en LaLiga, superior a la del año de clasificación europea.

Paco no sólo conseguiría subir el ánimo de sus jugadores, sino que recuperó piezas fundamentales como a Bardhi, que prácticamente sacó él solo los 3 puntos de San Mamés, y que daría un recital ofensivo contra el mismo Barcelona, donde el equipo demostró que se le podía jugar de tú a tú sin salir dañado, como le pasó a Jémez o Machín.

Al final el equipo consiguió salvar la categoría, y renovó automáticamente a Paco López, merecidamente.

Puntuaciones individuales:

  • Raúl Fernández: Clave en los primeros partidos del año, pero realizó un gesto inapropiado con el club al decidir operarse tras anunciarse la venta de Langerak.
  • Oier: El vasco esperó su momento y no sólo no defraudó, sino que fue clave para la salvación, con sus clásicas paradas con la cara.
  • Koke: Pese a que no contó con minutos hasta final de la temporada, el antequerano esperó su momento, y debutó al fin en Primera.
  • Coke: El madrileño llegó en la segunda mitad de temporada y se integró en el grupo de manera rápida, asumiendo el rol de capitán sin brazalete.
  • Pedro López: El veterano capitán cuenta cada vez con menos minutos, aunque cuando sale, nunca defrauda; Renovado otro año más para dar guerra.
  • Shaq: Con las lesiones de los laterales principales, el canterano americano tuvo que disputar varios partidos en el primer equipo, en los que su actuación fue tan positiva que le llevó a ir convocado con Estados Unidos.
  • Toño: Fundamental al principio con Muñiz, y clave en el ascenso, pero fue perdiendo la titularidad progresivamente.
  • Antonio Luna: El sevillano llegó al Levante tras un gran año en Ipurúa; Le costó adaptarse al grupo, y se convirtió en un fijo en la alineación.
  • Chema Rodríguez: Fiel reflejo de la evolución del equipo, con un gran inicio, una lamentable mitad de liga, y un par de partidos buenos al final.
  • Sergio Postigo: Le costó adaptarse a su primer año en primera, y al final se convirtió, hasta su lesión, en el central fundamental para el club.
  • Cabaco: Marginado por Muñiz, Paco sacó la mejor versión del central charrúa, del que el Levante se plantea su fichaje por 2 millones.
  • Rober Pier: Comodín en defensa y en centro del campo, pudiendo jugar de central, lateral y centrocampista, lo que le permitió ir entrando cada vez más en el equipo, y se juntó con Cabaco como pareja de centrales con Paco López.
  • Jefferson Lerma: El cafetero es una pieza clave del Levante, él solito defiende y ataca, incombustible y con cláusula de rescisión asequible si hace buen Mundial.
  • Campaña: Totalmente apagado con Muñiz, sin nada que ver con el Campaña del año pasado, Paco recuperó a un jugador que organiza al equipo y ayuda con la salida de balón.
  • Sasa Lukic: Otro marginado por Muñiz, pero que cada vez que toca el balón saca suspiros en la grada; El Levante peleará que el serbio juegue otro año en Valencia mediante compra u otra cesión.
  • Enis Bardhi: Su cañón con las faltas quedó vista por todos al principio de Liga, casualmente cuando el equipo dejó de funcionar es cuando se quedó apartado en la grada, y Paco ha recuperado totalmente al macedonio.
  • Cheick Doukouré: El ‘stopper’ costamarfileño era una habitual compañía de Lerma en el centro del campo y se lesionó en el último partido de Muñiz.
  • José Morales: La garra del equipo, el jugador que siempre hace el mismo regate, pero le sale siempre bien, ponga un Morales en su equipo, que ha quedado demostrado que le salvará las castañas del fuego hasta en malos momentos.
  • Rubén Rochina: Llegó en invierno y, con el parón de la liga rusa, cuando se terminó de adaptar al equipo, estaba en la recta final, aunque llegó a ser titular en Balaídos y Anoeta.
  • Fahad: Uno de los enviados de la liga saudí a España, y quedó demostrado el por qué no hay casi jugadores árabes en otras ligas; nivel muy pobre del jugador del Ittihad.
  • Jason: Borrado en muchas partes de la temporada, aunque es un jugador con calidad al que le falta cabeza para gestionarla; Es probable que acabe saliendo este verano.
  • Ivi: De los jugadores con más calidad del Levante en ataque, aunque se borra con facilidad, y su gusto por la fiesta le quitaron de las convocatorias con facilidad. Si Paco lo centra tiene al compañero de Morales por banda izquierda.
  • Roger Martí: Máximo goleador granota en Segunda, que se rompió el cruzado en pretemporada, por lo que su año fue mucho más oscuro de lo esperado, aunque llegó a anotar 4 tantos.
  • Emmanuel Boateng: En los primeros partidos no sabía ni hacia donde tenía que correr, pero ha experimentado una madurez que le ha llevado incluso a debutar con Ghana.
  • Pazzini: ‘Pazzo’ llegó un par de días antes de jugar contra el Madrid, salió en el 79 y marcó minutos más tarde, ahí se quedó el mito de un futbolista que no encajaba en ninguno de los esquemas planteados por los dos entrenadores.
  • Armando Sadiku: Uno de los héroes de Albania en el Mundial, que no consiguió destacar ni aportar gran cosa al ataque granota; Incertidumbre total su permanencia en la plantilla.

Artículo hecho por SMartínez (@DrAlesby11)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *